El Ayuntamiento de Vila-real mantiene la butaca social, destinada a personas en una situación económica precaria, en la nueva edición del abono cultural para el Auditori Municipal. Así lo indicó ayer el edil del área, Alberto Ibáñez, durante la presentación de la iniciativa, que incluye siete espectáculos teatrales y de danza al precio de 50 euros, aunque con bonificaciones para diferentes colectivos, como jóvenes, jubilados o parados.

Miki Molina, Eva Hache o Fernando Guillén Cuervo son algunos de los actores que pasarán hasta el 25 de abril por el Auditori de Vila-real.

Cultura ha establecido el próximo jueves, 23 de enero, para la renovación de abono; mientras que el 24 y 25 de enero se reserva para las personas que quieran adquirirlo. H