El alcalde de Vila-real, José Benlloch, insistió ayer en que el Ayuntamiento presentará ante la Dirección General del Catastro “la propuesta más beneficiosa para los intereses de los ciudadanos, que aplique un reajuste de los valores de solares e inmuebles sin faltar a la verdad”. A este respecto, el munícipe indicó que, “ahora mismo hay terrenos en zonas como la carretera de Onda o Solades que valen una cuarta parte de lo que se cotizaban en el 2005, cuando se revisaron los valores catastrales sin que el equipo de gobierno del PP recurriera los mismos”.

Por otra parte, Benlloch informó ayer que el consistorio ha aparcado la creación de un banco de viviendas, ante la dificultad de negociar con los bancos -buena parte de ellos en proceso de reestructuración- la aportación de los pisos, por cuanto estos pasarán al denominado ‘banco malo’.