Miedo a las aglomeraciones. Así se sienten los usuarios del tren en Vila-real, sobre todo aquellos que han de tomar el ferrocarril en dirección a Castellón. Y es que el andén central solo tiene dos metros de anchura, por lo que, en las horas punta, hay una gran concentración de personas que hace que esperar la llegada de este transporte sea una práctica muy peligrosa.

Por este motivo, el Ayuntamiento presionará al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, Adif, para que amplíe esta acera. El primer paso será la aprobación en el pleno ordinario de una moción en este sentido, ya que todavía no se ha dado ningún paso desde el ente nacional desde la última reunión entre el primer edil, José Benlloch, y el director general de Explotación y Construcción de la compañía, Antonio Gutiérrez, el pasado mayo.

Y es que la cuestión va más allá del terreno municipal, pues numerosos vecinos ya se han quejado al respecto. Un ejemplo es la estudiante Paula García, quien destaca que “en hora punta da miedo coger el tren, es incluso agobiante porque hay demasiada gente y no se cabe”. Esta circunstancia supone todo un peligro ya que por la vía pasan ferrocarriles de largo recorrido sin parada, como el Euromed, por lo que alguien puede caer “de manera accidental y ser atropellado”.

El Cercanías da servicio a una buena parte de los vecinos que han de dirigirse a Castellón a trabajar o a estudiar, siendo el grupo de alumnos de la Universitat Jaume I el más numeroso.

PARTICIPACIÓN // Este malestar también se ha hecho patente en el departamento de Participación Ciudadana. El concejal del área, Xavier Ochando, explica que “en diversas ocasiones se ha tratado esta cuestión y las malas condiciones del apeadero. Es un tema que levanta mucho interés”.

Y es que considera que la instalación “tiene numerosos defectos y es necesario aplicar una serie de mejoras, porque nos merecemos otro tipo de estación, más acorde a los 52.000 habitantes que tiene nuestra ciudad”. Asimismo, el regidor recordó que “desde hace varias legislaturas, el Bloc ha pedido que se actúe de inmediato para eliminar la peligrosidad”.

Por su parte el concejal Alberto Ibáñez reivindica que “la estación no se ha dignificado. Como usuario del transporte público considero que es muy deficiente y, por ejemplo, a las 8.00 horas no se cabe en el andén”.

PASOS A NIVEL // Adif realizó las últimas obras en infraestructuras viarias en la localidad hace unos meses con la eliminación de dos pasos a nivel, el del Cedre y el de Na Boneta, una larga reivindicación vecinal. Desde el consistorio se reprochó que la supresión de estos accesos se había aplicado en la mayoría de ciudades con tren y que en Vila-real todavía no se había llegado a este extremo.

Además, durante las obras en el Cedre se habían registrado quejas por las molestias que se generaban para los conductores, que tenían que dar una gran vuelta para poder llegar hasta la otra parte de la población. H