Un estudio de la Sindicatura de Comptes ha situado a Vila-real como una de las ciudades de la Comunitat Valenciana que menos gasta en limpieza viaria, después de analizar un listado de ayuntamientos de localidades de entre 50.000 y 75.000 habitantes en el periodo del 2009 al 2012.

En concreto, el municipio destinó 890.955 euros a limpieza viaria el pasado año, muy por debajo de Sagunto, con 3.074.835 euros; Elda, con 2.213.935 euros; o Sant Vicent del Raspeig, con 1.952.760 euros, entre otros municipios. Asimismo, el coste directo por habitante fue de 17,27 euros y el gasto indirecto de gestión llegó a los 4.068 en el mismo periodo.

El Síndic ha entregado en Les Corts el informe titulado Servicio de Limpieza Viaria: Necesidad de Mejora en su Planificación y Control en el que se ha comparado la gestión de una prestación que los consistorios están obligados a ofrecer por ley y que realizan directa o indirectamente con servicios municipales, externos o mixtos.

El objetivo principal de este estudio es aportar recomendaciones a aquellos consistorios valencianos que se exceden en el presupuesto del área. También dictamina si se han aplicado los procedimientos más adecuados de acuerdo con los principios de economía, eficiencia y eficacia que deben regir la gestión de los recursos municipales. H