El concejal de Hacienda de Vila-real, Javier Serralvo, ha informado de que el Gobierno central ha aprobado la solicitud del Ayuntamiento para salir del plan de proveedores, lo que se traducirá en la cancelación del préstamo de 2,3 millones de euros que se formalizó en el 2012, acogiéndose al programa lanzado desde el Ejecutivo encabezado por Mariano Rajoy.

Serralvo señala que esta autorización "avala la gestión económica que se ha realizado desde el equipo de gobierno, que las cosas se han hecho bien; y no lo decimos nosotros, sino el mismo Gobierno del PP".

La resolución ministerial se traducirá en sacar a concurso un préstamo de poco más de dos millones de euros, que permitirá cancelar el anterior y contratar otro con un interés más ventajoso. En este sentido, Serralvo recuerda que "el Banco Central Europeo dejó el dinero al Gobierno al 1% y este lo prestó a los ayuntamientos a más del 5%, lo que nos pareció mal desde el principio; y ahora podremos contratar un crédito con un diferencial máximo del 3,2%, lo que nos proporcionará un ahorro importante".