El paraje del Termet fue ayer el escenario de unas prácticas de Cruz Roja, en las que un centenar de voluntarios, comprobaron su grado de preparación en la respuesta ante emergencias. R. G.