El cementerio de Vila-real tendrá, tras el verano, sus primeros panteones municipales. Así lo confirma la edila del área, Rosario Royo, quien asegura que “el camposanto tendrá, a muy tardar en septiembre, los panteones verticales, ya que solo falta firmar el contrato con la empresa que se encargue de su construcción”. Una oferta que saldrá a la venta por 6.600 euros la unidad.

En este sentido, apunta que “la incorporación de los remanentes al presupuesto, realizada recientemente, permite llevar a cabo esta actuación, que queríamos que estuviese antes de finalizar el año”. Un proyecto que contará con cinco infraestructuras pioneras en la ciudad, por cuanto, hasta ahora, eran las propias familias quienes compraban el terreno y costeaban su construcción.

“Ahora también existirá la posibilidad de optar a cualquiera de las unidades ofertadas en régimen de concesión”, explica, al tiempo que destaca que “cada panteón tendrá capacidad para tres unidades de entierro”.

Por otra parte, la edila anuncia que “esta misma semana ya se ha firmado el contrato para arreglar otra cubierta de una de las islas, concretamente, la manzana 5-A”.