El PSPV-PSOE de Vila-real reclamó ayer la dimisión de la edila del PP Marisa Mezquita «porque con su voto en el consejo escolar del colegio Botànic Calduch ha eliminado la oportunidad a los padres y madres de esta escuela de poder votar para decidir implantar o no la jornada continua».

Precisamente, desde el PP local se solicita a la Generalitat que permita la convocatoria de un nuevo consejo escolar del Botànic «para delegar en las familias la elección de la jornada continua», admitiendo «el error de la concejala», con una abstención que impidió seguir adelante con el proyecto en este colegio.

Los socialistas recuerdan que todos los grupos municipales decidieron decir «sí» a este asunto, para que las familias puedan votar la implantación de esta medida. «Y todos los concejales miembros de los consejos escolares hicieron lo acordado, menos la edila Mezquita, quien con su voto negó a los progenitores tomar una decisión u otra».

De esta forma, el Botànic Calduch es el único centro escolar en los que se frena este proceso. «Ante el empastre de Mezquita, esta pide a la Conselleria que se pueda volver a repetir el consejo escolar, es decir, ella mete la pata por irresponsable y ahora quiere que su responsabilidad la tenga otra Administración», afirman. Y añaden: «Si tuviera un poco de dignidad dimitiría por no hacer lo que se pactó».