El martes, Mediterráneo se hacía eco del inicio de una campaña para recaudar fondos con los que hacer frente a los 172.000 euros que cuesta la operación que puede salvar la vida a la pequeña Zoe, quien, con 14 meses, sobrevive pese a nacer con una cardiopatía compleja, al no disponer de la arteria pulmonar.

Desde esa jornada, sus padres, Laura Branchadell y Abel Prieto, no han parado de recibir muestras de apoyo, tanto personalmente como a través de las redes sociales. Entidades, vecinos e incluso políticos de la ciudad están al lado de la familia y comparten el enlace de la campaña Nuestra guerrera Zoe Nuestra guerrera Zoe.

Aún falta mucho dinero para que Zoe pueda someterse a la intervención, el 27 de enero, en el Boston Children’s Hospital. Y a esa lista de apoyos se suman diferentes colectivos, como el de Pintando el Camino en Rosa, que desde sus inicios realiza actividades para conseguir dinero con el que hacer más fácil la vida a los niños con cáncer y sus familiares.

En este caso, según informa una de las activistas de Pintando el Camino en Rosa, Amparo Alcaraz, la entidad instalará una mesa informativa en el Mercat Central de Vila-real del 27 de diciembre al 2 de enero. «Queremos aportar nuestro granito de arena y así se lo hemos dicho a sus padres, para que Zoe pueda someterse a la operación, por lo que dos de esos días destinaremos la recaudación a ellos y otros tres a Aspanion», concreta Alcaraz sobre sus campañas.