Pintando el Camino en Rosa abrió ayer el puesto que durante esta semana les cede el Mercat Central. Una parada en la que venden diversos productos y cuya recaudación, según la entidad, destinarán de forma íntegra a ayudar a la pequeña Zoe, la niña vila-realense de poco más de un año que debe someterse a finales del próximo mes a una operación en el Boston Children’s Hospital.

Es el único centro que aceptó su caso, ya que padece la denominada tetralogía de Fallot y atresia pulmonar, es decir, vino al mundo sin la arteria pulmonar y la aorta la tiene ubicada donde debería estar aquella. Para hacerlo realidad, la familia de Zoe debe abonar en poco más de una semana 172.000 euros y necesitarán otros 222.000 para una segunda intervención a los dos o tres años.

La ola de solidaridad desde que se conoció la situación de la niña ha movilizado a empresas, asociaciones, comercios y vecinos.