El proyecto de construcción de un intercambiador de transportes en Vila-real, que ha arrancado ya en su primera fase con el acondicionamiento del párking y derribo del muro de la estación de trenes a cargo de Renfe-Adif, contemplará también una intervención paisajística que sustituirá los viejos ejemplares de árboles que han tenido que ser talados por su mal estado. “La mayoría de los árboles de la estación, a excepción de dos que se han mantenido, se encontraban en un estado muy grave y podían provocar problemas de salubridad y seguridad. Por eso, Renfe, a pesar de que el proyecto inicialmente no contemplaba retirar los ejemplares más grandes por el elevado coste que suponían, decidió quitarlos debido a su mal estado y al riesgo que habría supuesto mantenerlos”, ha señalado el concejal de Territorio, Emilio M. Obiol.

El muro de la estación de trenes de Vila-real ya es historia, junto a los grandes árboles plantados en la zona. MANOLO NEBOT

“Nos habría gustado que los árboles de la estación pudieran mantenerse, pero lamentablemente se trataba de ejemplares muy viejos y en un estado de salud muy deteriorado"

Emilio Obiol - Concejal de Territorio de Vila-real

“Por supuesto que nos habría gustado que los árboles de la estación pudieran mantenerse, pero lamentablemente se trataba de ejemplares muy viejos y en un estado de salud muy deteriorado, que podían provocar incluso un problema de seguridad y, por eso, Renfe-Adif, que es quien está ejecutando esta primera fase del proyecto, decidió retirarlos, a pesar incluso de que el elevado coste de la operación no estaba previsto inicialmente”, detalla Obiol. “Sin embargo, el gobierno local somos especialmente sensibles, y así lo hemos demostrado siempre, con estas cuestiones y, por eso, el proyecto del intercambiador de transportes incluirá la plantación de más y mejores árboles”, ha detallado el responsable de Territorio. 

Extensión del paseo de la estación

En concreto, el intercambiador de transportes previsto, del cual se está redactando ya el proyecto, incorpora la plantación de plataneros. “De alguna manera, damos así continuidad a uno de nuestros paisajes urbanos más emblemáticos, el paseo de la estación, marcado por la presencia de esta especie mediterránea que tan bien se adapta a nuestra cultura”, ha apuntado Obiol.

Infografía de cómo quedará el entorno de la estación una vez finalizada la actuación prevista. MEDITERRÁNEO

El Ayuntamiento y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana acordaron coordinar a finales del pasado año una actuación a dos bandas para hacer posible la creación de un intercambiador de transportes en la estación de ferrocarril de la ciudad que mejorará la accesibilidad a esta infraestructura y facilitará una movilidad sostenible. La primera fase de este proyecto consiste en el acondicionamiento del aparcamiento de la estación, propiedad de Renfe, y ya está en ejecución. En concreto, Renfe está invirtiendo en torno a 170.000 euros para optimizar las plazas de estacionamiento, adecuar la señalización interior e instalar un alumbrado más eficiente, en una actuación que ha incluido también el saneamiento del arbolado.

Una vez concluidos estos trabajos, que han supuesto también el derribo del muro que hasta ahora separaba la estación de la trama urbana, la Concejalía de Territorio prevé una inversión de 225.000 euros para la creación del primer intercambiador de transportes de la ciudad.