El Ayuntamiento de Vila-real aprobará la semana que viene una nueva relación de 11 establecimientos beneficiarios de la bonificación del 95% del IBI, como medida extraordinaria para paliar los efectos del covid-19 en la economía local.

Así, el global de negocios que han aprovechado esta medida llega ya a los 303 locales y se acerca a los 350.000 euros y solo quedarán por resolver, según ha indicado el presidente de la Comisión Informativa de Hacienda, Xus Madrigal, 13 solicitudes las que se presentaron. 

En el caso de estos expedientes, como el padrón de este impuesto ya está cerrado, recibirán el recibo en casa. «Aun así, los propietarios tienen que saber que, en el supuesto de que los expedientes se resuelvan favorablemente, se les devolverá el dinero de los recibos», ha puntualizado el edil que ha recordado que la exoneración del 95% del impuesto de bienes inmuebles a negocios comerciales, de hostelería y servicios es una medida consensuada con los grupos políticos en la mesa del Pacto local por el renacimiento.

Medida «única»

Esta medida, ha indicado Madrigal, «es única y pionera en Vila-real, y ha sido posible gracias a que previmos en la Ordenanza fiscal del IBI la posibilidad de aplicar bonificaciones de hasta el 95% en los inmuebles donde se desarrollen actividades económicas declaradas por el Pleno como actividades de especial interés o utilidad municipal por concurrir circunstancias sociales, culturales, históricas, artísticas o de fomento del empleo que justifican tal declaración». Vila-real ha destinado 3,6 millones a combatir los efectos del covid.