El pleno del Consell aprobó ayer la declaración de emergencia de las obras de reparación de la cubierta del centro de tecnificación de Vila-real. Un pabellón que el Ayuntamiento se vio obligado a clausurar por los daños estructurales que afectaban a la cubierta del recinto, que provocaban continuos problemas de filtraciones, impidiendo la práctica deportiva.

La Conselleria de Educación destina cerca de 1.240.000 euros, como publicó este periódico. Concretamente, el presupuesto previsto para las obras asciende a 1.185.000 euros y el contrato de servicios (incluye la redacción del proyecto básico y de ejecución, la dirección de obra, la dirección de la ejecución de obra y la coordinación de seguridad y salud) tiene un coste de 54.450 euros.

El concejal de Deportes y Salud, Javier Serralvo, valora positivamente el acuerdo del Consell y agradece a la Generalitat la «rapidez» en atender la demanda de Vila-real. Recuerda que el mal estado del techo del CTD se debe a un defecto estructural de la obra que ha costado al Ayuntamiento más de 100.000 euros en gastos de reparaciones puntuales. «Con esta cantidad podríamos haber construido otro pabellón Campió Llorens», apunta el edil del área.

«El centro de tecnificación deportiva es un ejemplo de la nefasta gestión del Partido Popular y los sobrecostes de la empresa pública Ciegsa; una infraestructura inaugurada en 2011 que costó cerca de 30 millones de euros, pero que presenta un grave defecto estructural en la cubierta del pabellón», explica Serralvo.

«En definitiva, un empastre más del que tuvimos que hacernos cargo al asumir el gobierno municipal en 2011, acabarlo, equiparlo y dotarlo de viabilidad. Aun así, 10 años después, esta obra mastodóntica sigue presentando defectos estructurales en la cubierta», lamenta.

Cuatro meses de duración

Tal y como informaron fuentes del departamento que lidera Vicent Marzà, los trabajos comenzarán «en días» y el plazo previsto es de cuatro meses, siempre que no surjan inconvenientes. Un periodo que hace prever que el techo del espacio polideportivo de esta infraestructura esté reparado para finales del próximo septiembre, lo que permitiría, entre otros aspectos, el regreso a este recinto de los clubs de baloncesto y de fútbol sala, coincidiendo con el inicio de la temporada deportiva.