El trabajo de recuperación de la memoria histórica que realiza la Concejalía de Cultura a través del Memorial Democrático ha llevado a consistorio a iniciar la búsqueda de familiares del coronel Manuel Segundo Eixea Vilar, militar vila-realense represaliado por el franquismo cuyos restos se encuentran en la Fosa 21 del cementerio de Paterna.

La concejala Cultura, Rosario Royo, ha estado presente esta semana en el inicio de los trabajos de excavación promovidos por la Asociación de Familiares de Víctimas del Franquismo de la Fosa Común número 21 de Paterna en representación del consistorio, “dado que el coronel Eixea no tiene ningún familiar vivo en Vila-real y fieles a nuestros objetivos de mantener viva la memoria de todas aquellas personas que sufrieron la represalia de una dictadura”, ha señalado Royo. 

La concejala ha recordado que “el Memorial Democrático tiene como objetivos divulgar la memoria histórica de Vila-real con rigor y, de manera especial, restablecer, reparar y hacer un homenaje a la memoria de sus protagonistas, algunos de ellos anónimos”.

Una de las personas condenadas a muerte por rebelión militar en consejo de guerra sumarísimo el 1 de julio de 1939 fue el coronel Manuel Segundo Eixea Vilar, nacido en Vila-real en 1881 y fusilado en Paterna el 15 de julio de 1939. Fruto del trabajo de investigación realizado por la Asociación de Familiares de Víctimas del Franquismo de la Fosa Común número 21 de Paterna, presidida por Pilar Taberner, se ha completado la primera etapa de investigación y documentación de las 76 personas que están enterradas en la fosa.

“Para poder identificar los restos a través de una prueba de ADN se necesita localizar a un familiar directo”, explica la concejala de Cultura, por lo que el consistorio ha dado los primeros pasos con el fin de encontrar a algún descendiente del coronel Eixea.

El objetivo del equipo de gobierno es poder recuperar los restos del militar represaliado para que descansen en el nicho con su nombre que actualmente hay en el cementerio de Vila-real y donde reposan los restos de su hermana. “Nuestro interés por la fosa de Paterna y la localización del coronel Eixea implica dar un paso más en el trabajo que, a través del Memorial Democrático, está realizando el Ayuntamiento de Vila-real para recuperar y honrar la memoria de todas las personas que fallecieron en la Guerra Civil o fueron represaliadas por la dictadura franquista”, asevera Rosario Royo. 

En este sentido, el Ayuntamiento está a la espera de recibir las conclusiones del trabajo de investigación encargado a la empresa Arqueocas para localizar los restos de dos personas que al parecer estarían enterradas en la fosa común del cementerio de la ciudad, a petición de sus familiares. “Estamos en una fase avanzada de la investigación y en breve esperamos contar con las conclusiones de este trabajo para iniciar los contactos con el laboratorio que realizaría los análisis genéticos y de esta manera poder acometer la exhumación”, detalla la concejala responsable del Memorial Democrático. El consistorio trabaja de la mano de la Conselleria de Participación, Cooperación, Transparencia y Calidad Democrática, la Diputación de Castellón y la Federación Valenciana de Municipios y Provincias. 

El Ayuntamiento ha encargado, además, al historiador y archivero de Vila-real, Vicent Gil, la elaboración de un trabajo de investigación exhaustivo sobre la figura del coronel Eixea con el objetivo de poder publicarlo en 2021. El coronel Manuel Segundo Eixea Vilar nació en Vila-real en 1881. Ingresó en la Academia de Infantería de Toledo en 1898 y, tras licenciarse con el grado de segundo teniente, fue destinado primero a Barcelona y después a Marruecos. Pasó a la Escuela de Guerra, donde se diplomó en Estado Mayor y, tras ser destinado a Castellón, ascendió a teniente coronel en 1933.

Durante la Guerra Civil ocupó diferentes cargos hasta ser nombrado oficial del Estado Mayor del Ministerio de Defensa en Valencia y comandante militar de Tarancón en 1938. Fue detenido el 1 de abril de 1939 en Valencia y condenado a muerte por rebelión militar en consejo de guerra sumarísimo el 1 de julio de 1939. Fue fusilado en el campo de tiro de Paterna el 15 de julio de 1939.