Finalizadas las primeras fiestas patronales en honor a la Mare de Déu de Gràcia en tiempos de covid, y como era habitual en prepandemia, otras entidades de Vila-real se preparan también para dar inicio a sus festejos anuales. Es el caso de la Congregació de Lluïsos, que da comienzo hoy a diez días de actividad con el montaje del templete. 

«Llegamos con muchas ganas y la esperanza de que todo salga bien, máxime después de unas fiestas patronales en las que, aunque con las medidas por el covid, se pudieron celebrar actos más participativos, por lo que animamos a la gente a venir», indicó el presidente de la entidad, Manel Llorens, que añadió que han prescindido, por la situación sanitaria, de actos como la fiesta infantil o el karaoke.

La entidad compartió en sus redes sociales la programación, aunque esta podría sufrir cambios de última hora. Sin olvidar el componente espiritual, se cuida especialmente el apartado gastronómico con todo tipo de actos como la xulla, del lunes 20, a la que precederá un concurso de allioli; cenas de sobaquillo o la tradicional torrà de sardinas, entre otros. Con todo, los actos, que se desarrollarán a caballo entre la plaza Mossén Ballester y la casa social de la congregación, incluyen propuestas como una cata de vinos, un concurso de guiñote, un tardeo o un bingo.

El día principal será el próximo domingo 19 con la misa mayor en la iglesia arciprestal, a las 10.30 horas, en la que las personas que se inscribieron ayer en la capilla de la Sang lucirán la medalla de congregante. 

Los interesados en participar, de una u otra forma, en la fiesta de los Lluïsos acudieron ayer a pagar las cuotas. GIL

Traslado de los patrones

Este domingo, tras la eucaristía, se procederá al traslado de las imágenes de los patrones a la capilla. Finalizado el recorrido está previsto un vino de honor en la sede de la congregación. También en la jornada dominical, pero en horario vespertino --a las 19.00 horas-- tendrá lugar una nueva edición de la ya tradicional revista hablada Camino en el jardín del museo Casa de Polo