Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Por las mejoras de las cifras de la pandemia

Los mayores de Vila-real, a ritmo de bingo para recuperar rutinas

Los pensionistas de El Prado reabren su sede y en octubre retomarán los talleres

Los mayores de El Prado se lo pasaron en grande con el regreso de la actividad y la celebración de un bingo.

Había ganas y muchas, entre los mayores de Vila-real de poder recuperar sus espacios sociales. Es el caso de la Asociación de Pensionistas El Prado que abrió a inicios de septiembre las puertas de su sede, todavía sin plena actividad y acorde a las medidas sanitarias, y que ayer vivió una tarde de bingo, cita que se repite una vez a la semana con buena aceptación.

Antes de las cinco de la tarde aunque hubo quien llegó algo después, cerca de una veintena de personas, con sus correspondientes mascarillas, ya ocupaba su sitio en las mesas. Cada participante, principalmente mujeres, tenía preparado su cartón y las fichas de parchís que servían para cubrir en el cartón los números que cantaba la presidenta de la entidad, Palmira Ventura.

Tras repasar las normas y una vez que Palmira accionó la máquina y empezaron a salir bolas, silencio y máxima atención, solo alguna duda sobre si había dicho una cifra u otra, Tras una «línea» o «bingo» tocaba comprobar que no había habido errores con los números. Hubo varias partidas. Una ocasión para pasar un rato de entretenimiento y socializar aunque no pueda ser con la misma libertad que antes.

Por ahora, explica la presidenta, solo abren por la mañana principalmente para dar información sobre los cursos previstos aunque también hay quien aprovecha para tomar un café o un refresco y hacer la xarraeta.

La gente, indica Palmira, ya se ha inscrito y es que en octubre se prevé que pueda volver el grueso de propuestas que se realizaban antes de la pandemia. No podrá ser de forma tan participativa, los grupos serán de un máximo de 10 personas por lo que se harán tantos como interesados haya, ni podrán ser todas, no volverá por ahora el baile con música en directo aunque no será por falta de ganas entre los usuarios.

Habrá gimnasia, pilates, meneitos, corte y confección y, con mucha probabilidad yoga o un taller de labores con materiales reciclados para darles una segunda vida a objetos cotidianos usados. 

También se pretende recuperar el servicio de peluquería que ya funcionaba antes de la irrupción del covid. La persona responsable no será la misma, pero volverá ofrecerse este servicio a quienes quieran hacer uso, puesto que el local de El Prado tiene una sala habilitada para ello. Peinado, uñas y cuidado de pies serán las opciones que se ofertarán para las que será necesario tener cita previa.

Esta asociación cuenta ahora con unos 400 integrantes y su máxima responsable indica que no se realizará nada fuera de los protocolos marcados por el covid.

Universitat Popular

La ciudad también ha recuperado este mes de septiembre la actividad de otras iniciativas en las que los más mayores son los principales interesados como es el caso de la Universitat Popular. En este caso, la edila encargada, Rosario Royo, destacó que la propuesta va más allá de la parte formativa porque favorece la interacción social de personas que, de otra forma, no saldrían habitualmente de sus casas. Opciones para que los más mayores disfruten su tiempo. 

Compartir el artículo

stats