Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

POR LAS DIFICULTADES ECONÓMICAS

Vila-real aplaza al 2022 trasladar Atenció i Tràmits al Gran Casino

El adecuación del recinto depende de un préstamo, disponible en unos dos meses

Con la mudanza del servicio pretenden ganar comodidad para la prestación de la atención de la ciudadanía.

La "muy delicada" situación económica del Ayuntamiento de Vila-real se cobra, por ahora, uno de los proyectos que el equipo de gobierno valoró acometer con el inicio de curso 2021-2022. Se trata del traslado del departamento de Atenció i Tràmits de la planta baja del ayuntamiento a la del Gran Casino, en la calle Major. 

"Estamos a expensas de un préstamo para inversiones pequeñas. Dinero que podríamos tener disponible en un par de meses, por lo que el proyecto podría licitarse en noviembre o diciembre y las obras, siendo prudentes, podrían dar comienzo en el primer cuatrimestre del 2022", detalló el edil de Territorio, Emilio Obiol. 

El consistorio cifró en 122.000 euros esta adecuación incluida en una operación de crédito por importe de 1.780.224 euros que inició su tramitación con la aprobación del expediente del préstamo, por parte del pleno municipal en julio.

La rehabilitación del Gran Casino, junto al teatro Tagoba, se completó en 2020 gracias a la obtención de 1,4 millones de fondos europeos, aunque para completar la idea del consistorio para estos espacios anexos será necesario acometer una segunda fase.

La actuación prevista, explica el concejal, no incluye obra propiamente dicha "porque está hecha", pero sí será necesario dotar al edificio de una serie de servicios como telefonía, así como la articulación de un par de despachos "totalmente desmontables" para posibles necesidades del recinto.

El grueso, o la totalidad, del mobiliario que se usará en la futura ubicación será el actual para minimizar el coste económico.

Distribución

Según detalla Obiol, este servicio municipal se ubicará a ambos laterales de la planta baja del centenario inmueble, mientras que en el centro se dispondrá la zona de espera. "Se ganará en comodidad y en luminosidad, todo en un edificio más moderno", destaca el responsable de Territorio, quien señala que también se ha valorado mover al Gran Casino otros departamentos municipales como el catastro.

El traslado a esta construcción, insiste Obiol, se enmarca en la recuperación de un "edificio emblemático para dotarlo de utilidad". 

El objetivo, mantiene el edil, "era aumentar el patrimonio protegido y ganar espacios como el teatro Tagoba, que es una auténtica joya".

"Los vecinos pagaron, en parte, la compra de este inmueble por dos millones que, gracias a la familia Font de Mora, anterior propietaria, pudimos pagar en cuatro años", recuerda el concejal, que asegura sentir "frustración" por el lastre que supone "llevar pagados 33 millones de euros en 10 años por la fiesta del PP durante 16 años de gobierno en la ciudad y que debemos seguir pagando" a la hora de poder acometer con mayor facilidad algunos proyectos.

Compartir el artículo

stats