Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ENTORNO DE RENFE, CARRETERA DE ONDA Y ZONA SUR

Vila-real reduce los plazos para mejorar tres áreas industriales

El consistorio fijó tres meses de máximo para cada obra que se quedarán en dos

Imagen de archivo de la ronda suroeste en su enlace con el camino Betxí, uno de los que se prevé acondicionar.

Vila-real adelantará un mes la acometida de cada uno de los proyectos de mejora, modernización y dotación de nuevas infraestructuras de servicios previstos en tres áreas industriales de la ciudad: el entorno de Renfe; la carretera de Onda, entre la AP-7 y la avenida Alemanya, y la zona Sur que comprende la conexión de tres rotondas de la ronda suroeste con el casco urbano.

Así se desprende de la propuesta de adjudicación realizada por parte de los técnicos municipales tras el análisis de las ofertas, las tres adjudicaciones recaerían en la empresa Pavasal, que se impondría a Becsa en todos los casos, ya que ambas mercantiles fueron las únicas candidatas. 

De este modo se reducirá el plazo máximo de ejecución de 12 semanas a unas 7 en los casos de Renfe y zona Sur, y a 8 en la obra prevista en la carretera de Onda

21.000 euros menos

El consistorio licitó por un montante de 658.317 euros los proyectos (258.783,9 euros el de zona Sur; 219.533,81 el de carretera de Onda y, el de menor importe, 180.000 euros, el del entorno de la estación) de los que 496.020 se financian con cargo a la subvención concedida por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace).

En este aspecto, de formalizarse la adjudicación planteada por los técnicos, el consistorio también obtendría cierto ahorro, puesto que la firma propuesta planteó una rebaja del 3,74% en el polígono del vial a Onda, lo que se traduce en 8.210 euros y otra del 4,85% en la actuación de enlaces con la ronda, 12.551 euros menos del presupuesto estipulado por el Ayuntamiento en los pliegos.

En el entorno de la estación de trenes, donde el consistorio trabaja en la promoción de un clúster agroalimentario, se prevé instalar alumbrado tipo led, incluido el paso subterráneo de la calle Furs de València, y completar los recorridos peatonales del polígono con la construcción de aceras en las calles Ana Nebot, Cedre, Borriana y Dones del Magatzem, donde se incluirá también una fachada vegetal en el camino rural del margen este del vial. 

En la carretera de Onda, la segunda fase también supondría renovar el alumbrado para ganar en seguridad, además de crear aceras y una pantalla verde frente a la central eléctrica de la CV-20, entre otras tareas. De esta forma, actuarán sobre la eficiencia energética, la seguridad, accesibilidad, mejora paisajística y viaria de un polígono referente en la ciudad.

El último proyecto incluye, entre otros, actuar en la rotonda del camino Betxí, donde se incluirá una pequeña área ajardinada; la del camino Artana y la del camino de la Carretera, que incluye el cubrimiento de la Sequiola para poder ampliar el espacio del vial. 

Compartir el artículo

stats