Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

pleno ordinario de septiembre

Vila-real reivindica el parany y exige al Consell autorizar el cesto malla

La propuesta de alcaldía atiende la petición de Apaval, con votos en contra de Unides Podem y Compromís

Imagen de la sesión plenaria de ayer en la que se ausentó el edil de Ciudadanos, Domingo Vicent, y que supuso la vuelta a la primera línea política, dos años después, del socialista Eduardo Pérez. Mediterráneo

El pleno del Ayuntamiento de Vila-real aprobó ayer, con los votos a favor de PSOE, PP, Ciudadanos y Vox, y en contra de Compromís y Unides Podem, la propuesta de alcaldía para mostrar el apoyo del municipio a la tradición de la caza del parany y solicitar a la Conselleria de Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica que autorice las pruebas del cesto malla solicitadas por la asociación Apaval.

La concejala de Tradiciones, Noelia Samblás, defendió que se pretende testar «una técnica alternativa que permita mantener el parany», y recordó que «el consistorio vila-realense siempre ha mostrado su respaldo a Apaval a la hora de realizar estas pruebas para encontrar una solución sostenible y respetuosa con el medio ambiente para garantizar el futuro del parany». 

Tanto José Ramón Ventura Chalmeta, edil de Unides Podem y socio de gobierno con el PSOE, como María Fajardo, de Compromís, apelaron a la normativa existente para argumentar que es una práctica prohibida por ser no selectiva. La portavoz de Compromís apuntó que sí apoyan, desde el punto de vista cultural y etnológico, el acuerdo con Apaval y el convenio, pero que en la malla «depende de la buena voluntad de la persona liberar o no a un pájaro que no se quisiera capturar».

El alcalde, José Benlloch, afeó alguna de las posiciones aportadas tanto en la exposición de argumentos a favor y en contra de la propuesta que elevó, e incidió en que la ley permite realizar estas pruebas científicas y que la competencia de autorizarlas es de la Conselleria dirigida por Mireia Mollà, a quien solicitó que «dé la oportunidad a Apaval de llevarlas a cabo porque es la única manera de comprobar si se está realmente ante una alternativa de caza selectiva y no masiva», indicó.

Zona 'Camper'

A propuesta de Vox, y con la única abstención de Compromís, salió adelante una moción mediante la que el equipo de gobierno se compromete a estudiar qué zonas podrían convertirse en espacio dedicado a estacionamiento de autocaravanas para pernoctaciones cortas, puesto que en el término municipal no está autorizada la acampada. Aunque en un primer momento el grupo proponente planteó destinar el paraje del Termet para este espacio camper, una reunión previa al pleno habría servido para intercambiar opiniones entre los partidos y declinar esta posibilidad, con objeto de preservar el entorno natural, por lo que no se plasmó en la moción elevada. 

El argumentario general de las diferentes fuerzas políticas fue la necesidad de abrirse a un tipo de turismo al alza, pero con los servicios necesarios y todas las garantías para que, según Benlloch, «genere oportunidades y no problemas». Compromís se abstuvo al considerar que, el escaso éxito de este tipo de espacios en otras localidades de la provincia, les hace pensar que «quizás no sea el momento idóneo para Vila-real».

En el turno de ruegos y preguntas, Compromís sacó a la palestra la muerte de un toro en la plaza portátil durante las fiestas patronales de septiembre. Benlloch descartó que el astado pereciera por deshidratación, como habían apuntado algunas voces. «Por el parón de la pandemia, las ganaderías tienen muchos animales de seis o siete años, cuando la edad óptima para que participen en estas exhibiciones es de cuatro», explicó.

El primer edil añadió que el precio de los ejemplares de mayor edad es menor, pero conlleva más riesgos a la hora de que puedan tener problemas de salud y fallecer, como habría pasado en la localidad. Así, el munícipe señaló que ha dado instrucciones para que se cuide este aspecto en el futuro.

Nuevo concejal

El socialista Eduardo Pérez prometió su cargo como edil --ya estuvo en el anterior mandato- tras la baja de Francisco Valverde. Pérez mostró su compromiso de servir a la ciudadanía.

Eduardo Pérez toma posesión como concejal Mediterráneo

El pleno de septiembre en Vila-real también dio luz verde las bases para la contratación de una operación de crédito por importe de 3.166.859 euros en unas condiciones óptimas, tal y como explicó el presidente de la comisión de Hacienda, el concejal Xus Madrigal. Las bases establecen que la operación estará exenta de gastos y comisiones de apertura, amortización y cancelación anticipada y un diferencial máximo del 0,61. El préstamo servirá, por un lado, para sufragar inversiones por valor de 1.780.224 euros y otros 1.386.635 euros servirán para saldar dos sentencias judiciales, por cesiones de solares en los años 1999 y 2010. Madrigal indicó que, una vez se formalice esta operación, la deuda municipal se situará en un 68,52%.


Compartir el artículo

stats