Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EL ÁREA SE CONVIERTE EN UN CLÚSTER DE LA INNOVACIÓN CERÁMICA

44,5 millones para ejecutar en Vila-real un polígono de la carretera de Onda más sostenible

El proyecto incluye carriles bici, áreas de picnic para trabajadores de la zona, puntos de recarga para vehículos eléctricos y uso de asfalto reciclado para el pavimento de las calzadas

La nuevo diseño del polígono industrial de la carretera de Onda incluirá carriles bici para favorecer el uso de medios de transporte no morotizados. JOSEP CARDA

Un total de 44,5 millones de euros es la inversión prevista por el Ayuntamiento de Vila-real para resucitar la urbanización del polígono industrial de la carretera de Onda que se convertirá en clúster de la innovación cerámica con un diseño "más sostenible y eficiente energéticamente, en la línea de los objetivos de desarrollo sostenible y la Agenda 2030.

Así lo ha informado hoy el alcalde, José Benlloch, a los representantes de los diferentes grupos políticos que forman parte de la corporación municipal, en el marco de la comisión informativa del área de Oportunidades, a quienes ha explicado los pormenores del plan de actuación para reactivar este ya antiguo programa de actuación integrada que ha permanecido paralizado durante 13 años y que ha supuesto etapas de tensión entre el consistorio y la empresa urbanizadora que, incluso, llegó a reclamar a Vila-real casi 30 millones de euros de compensación. Un frenazo que derivó en que hasta el momento únicamente se haya ejecutado el 34,4% de la urbanización de los casi 2,8 millones de metros cuadrados de la superficie de la que es la mayor área empresarial de Vila-real.

El alcalde, José Benlloch, ha informado de las características del proyecto de desarrollo del área empresarial de la carretera de Onda a los grupos políticos del consistorio. MEDITERRÁNEO

El impulso al proyecto -cuya modificación del convenio urbanístico y propuesta de urbanización se aprobarán en una próxima sesión plenaria para, posteriormente, exponerlo al público por un período de 30 días- supone desbloquear el antiguo PAI de la carretera de Onda, reconvertido en un clúster de innovación cerámica, que de esta forma se materializará se materializa después de una década de gestiones y trabajo del equipo de gobierno y los técnicos municipales.

El munícipe ha explicado a los grupos municipales los detalles del nuevo plan, a la vez que escuchó sus planteamientos al respecto. "La reactivación de este polígono supone un paso de gigante dentro del plan municipal de reindustrialización, para seguir construyendo la Vila-real del siglo XXI, innovadora, moderna y sostenible, y que genere riqueza y oportunidades", ha subrayado.

Mejoras en el plan

Entre las mejoras que se introducen en el proyecto de urbanización destaca la construcción de un carril bici que conectará con la CV-10 y el resto de la red de vías ciclistas; la instalación de alumbrado eficiente tipo led; el rediseño de las zonas verdes para incluir un circuito de running y áreas de picnic que redunden en un mejor servicio para los trabajadores de las empresas; viales con sentido único, con el fin de obtener un mejor tránsito viario para la coexistencia de los vehículos con la movilidad ecológica no motorizada, tal como la bicicleta y los patinetes eléctricos; la instalación de 10 puntos de recarga de vehículos eléctricos junto a los diferentes cuadros de alumbrado público, para ofrecer puntos de recarga accesibles para todos los usuarios y cuya retribución contribuirá al sostenimiento del suministro eléctrico del alumbrado; empleo de hormigón fotocatalítico para el pavimentado de aceras, para la transformación de sustancias nocivas en compuestos inocuos, suponiendo así una importante mejora medioambiental; y la utilización de asfalto reciclado para el pavimentado de las calzadas, con un método innovador y minimizando el impacto ambiental global que produce la fabricación del aglomerado.

Un PAI caduco

El antiguo PAI de la carretera de Onda se aprobó por el pleno de la corporación municipal el 20 de diciembre de 1999, con una afectación inicial de 2.780.866 metros cuadrados de superficie y en torno a 450 propietarios. A raíz de la crisis económica del 2008 y debido también a la "inacción del gobierno municipal del Partido Popular", como apuntan desde el actual ejecutivo liderado por el socialista Benlloch, el proyecto quedó paralizado. Ahora, después de una década de trabajo se retoma reconvertido en un polígono del clúster de la innovación cerámica "para dar respuesta a las necesidades del tejido industrial de Vila-real y favorecer la implantación de nuevas empresas".  

Compartir el artículo

stats