Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EL DISEÑO SE ABRIRÁ A LA OPINIÓN CIUDADANA

Vila-real proyecta un parque fluvial de cerca de 100.000 m2 junto al Millars

El plan incluye la creación de hasta tres parques urbanos en las inmediaciones de la calle Encarnació

Prevén un importante cambio de imagen y revalorización del entorno fluvial perteneciente al término de Vila-real.

Vila-real creará un parque fluvial en el margen del río Millars que ocupará 98.262 metros cuadrados, divididos en dos tramos. El primero de ellos, entre el puente de Santa Quitèria y el azud de Almassora-Castellón, permitirá contemplar la lámina de agua del río, que en este punto discurre de forma continua. En el segundo, entre el azud y el puente de la N-340, la lámina del río es discontinua, pero se conservan destacados elementos del patrimonio hidráulico de la ciudad como el Molí Nou de Santa Sofía y el azud de Els Corrents, que data del siglo XVII, tal y como recuerda Obiol. La intervención ambiental y paisajística para crear el paseo de ribera junto al río está diseñada para poder ejecutarse en dos fases.

Otra de las actuaciones es la creación de diferentes parques urbanos en el entorno de la calle Encarnación, donde el Ayuntamiento suspendió recientemente licencias para su calificación como zona verde. El edil de Territorio, Emilio Obiol, detalla que “nuestra propuesta es crear un gran parque urbano en un área de más de 20.000 metros cuadrados en el entorno de la calle Encarnación, que se complementaría con otros 7.500 de zona verde junto al futuro centro de secundaria”, que estará situado a escasos metros. Esto dará como resultado un parque urbano, conformado por varios espacios radicados en el entorno del Millars, con una superficie total de 27.961 metros cuadrados. “Los terrenos que se cederán para la construcción del cuarto instituto, situados en la partida Madrigal, cerca del colegio José Soriano, constan en el Plan General de Ordenación Urbana como zona verde”, detalla el concejal que añade que, "al recalificar este suelo como dotacional educativo, es necesario reubicar estos metros cuadrados de zona verde en otro punto”.

Con estas actuaciones, la ciudad ganará 126.224 metros cuadrados, de manera que, cuando se complete el proyecto, la ciudad triplicará la actual superficie del Termet (76.917 metros cuadrados). Una actuación paisajística y ambiental "de calado", según fuentes municipales. que proyectan los departamentos de Alcaldía y Territorio bajo el nombre Conexión Millars Vila-real siglo XXI con el objetivo de poner en valor la ribera del río.

Obiol subraya la relevancia de un proyecto que supone la actuación ambiental más importante de la ciudad en el último siglo, desde que en febrero de 1924 naciera el actual paraje del Termet con la plantación de 3.000 árboles.

"Se trata de un paisaje fluvial de gran valor que es necesario proteger y también potenciar como un espacio de ocio saludable, de la misma manera que lo es el Termet"

Emilio Obiol - Concejal de Territorio de Vila-real

decoration

Con esta intervención urbana, el equipo de gobierno persigue aprovechar al máximo las oportunidades que ofrece la ribera del Millars como un entorno de paseo, práctica deportiva, esparcimiento y contacto con la naturaleza. “Este enclave es el balcón de la ciudad al río, un rincón poco conocido para muchos vila-realenses que esconde un paisaje fluvial de gran valor que es necesario proteger y también potenciar como un espacio de ocio saludable, de la misma manera que lo es el Termet”, señala el concejal de Territorio. De hecho, el paseo fluvial en la zona de Molí Nou integrará el tramo de la ruta botánica, de donde retiraron hace unos días medio centenar de árboles muertos y cerrada al paso por precaución tras unos desprendimientos hace más de un mes, que discurre por este punto hacia la desembocadura del Millars. 

Mirador en el Termet

Por otra parte, estaba previsto que Vila-real contara para el último trimestre del año con un mirador con vistas al cauce del río Millars, que habilitarán en un espacio ahora sin uso situado en el extremo sur del pinar del paraje del Termet, a medio camino entre el lugar conocido como el medidor y el Assut dels Matxos. Así lo aprobó en junio la junta de gobierno del Consorci Gestor del Paisatge Protegit de la Desembocadura del Millars, un proyecto en el que este organismo (aglutina a los ayuntamientos de Burriana, Vila-real y Almassora, además de la Diputación y la Generalitat) invertirá cerca de 50.000 euros.

Como explicó en su momento el concejal vila-realense de Medio Ambiente, José Ramón Ventura Chalmeta, «el objetivo es ganar un balcón al río, en una zona que ahora resulta inaccesible, pese a tratarse de uno de los rincones con mayor atractivo paisajístico del Termet».

Compartir el artículo

stats