Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CELEBRACIÓN DE HALLOWEEN

Terror 'naranja' en el Espai Jove de Vila-real

Decenas de jóvenes, mayores de 14, se sumergen en un pasaje temático de pánico

El Espai Jove de Vila-real transformó su imagen para aterrorizar a los participantes de el pasaje temático por Halloween.

El Espai Jove de Vila-real transformó su imagen para aterrorizar a los participantes de el pasaje temático por Halloween. ERIK PRADAS

Un terror de sabor cítrico se adueñó ayer del Espai Jove de Vila-real. Centenares de jóvenes, mayores de 14 años y en grupos reducidos, participaron en un pavoroso pasaje, organizado con motivo de la celebración de Halloween y titulado El magatzem, aprovechando que el Espai Jove fue antaño un almacén de naranjas, por lo que su pasado sirvió de inspiración. 

En dos sesiones, la primera de 19.00 a 21.00 horas y una segunda de 22.00 a 1.00 horas, los participantes se adentraron para conocer el enigma. Según describió Judit García, de Port Genius , el leitmotiv de la velada fue antigua leyenda de un grupo de niños que jugaba al escondite. Una, con muy mala suerte, siempre perdía. Un día fue a buscar un escondrijo en la estación de tren y se ocultó en una caja vacía suponiendo que no la moverían pero la transportaron hasta el cercano almacén de naranjas.

Los asistentes al pasaje del terror en el Espai Jove de Vila-real accedieron por grupos y no faltaron los habituales sustos. ERIK PRADAS

Nadie supo más de ella. Tras no volver a casa ni ir al colegio al día siguiente se inició una búsqueda en el recinto pero no encontraron nada más que arañazos y unas manchas de sangre. Poco tiempo después el almacén de cítricos cerró sus puertas: mercancía deteriorada, cajas vacías que pesaban mucho de las que algunas volcaban... Y en horario fuera de trabajo se oían lamentos y ruidos de trabajadores. Todos decían que aquello había sido un pozo de sufrimiento que atraía a otras almas sin destino. 

El Espai Jove repitió así su apuesta juvenil de temática Halloween, opción que tampoco faltó el año pasado pese al covid.

Compartir el artículo

stats