Vila-real elevará al mundo su apuesta por el diseño, ya que uno de los proyectos elaborados dentro del convenio entre el Ayuntamiento y la Escuela de Arte y Superior de Diseño (EASD) de València y Castelló ha sido seleccionado de entre 450 propuestas de toda España por València Capital Mundial del Diseño 2022 (World Design Capital Valencia 2022) como ejemplo de propuesta colaborativa en la que la iniciativa pública y la privada se unen para dar salida al talento de las nuevas generaciones. 

En concreto, el trabajo elegido es Entre tarongers, cuyas autoras son Beatriz Pastor, Laila María Lahmami, Anabel Abargues y María Giner, resultó premiado con un accésit en la edición de 2019 del convenio con la EASD, y cuya alma mater es la arquitecta y profesora Marina García-Broch. Un proyecto que viste la zona bookcrossing (punto de intercambio de libros) existente en la entrada del Espai Jove. Aunque ya hace meses que esta decoración está instalada, la pandemia motivó que la puesta de largo se aplazara hasta este jueves. 

Pasado y presente

Así, el alcalde de Vila-real, José Benlloch, inauguró la redefinición de este rincón del Espai Jove pensada para intercambiar y compartir gratuitamente libros, que funciona desde 2013, y que ahora cuenta con un nuevo mobiliario y decoración que conecta tradición y vanguardia. Se trata de un proyecto que redecora la entrada del recinto, utilizando materiales naturales, palés y cajas de madera para crear un lugar de expresión.

El alcalde, durante su intervención al lado del nuevo espacio decorativo a la entrada del Espai Jove. Mediterráneo

Para su elaboración, contaron con la empresa especializada Esdecajón, así como con la colaboración del coleccionista y experto en etiquetas clásicas de naranjas Rafael Llop, que atesora más de 2.000 ejemplares y contó curiosidades de la creación de estos elementos como que solían ser anónimos, puesto que los ilustradores los hacían de noche «por vergüenza». Esta escenificación se inspira en el origen del edificio como almacén de naranjas, por lo que el primer edil destacó que «une tradición e innovación y supone una gran oportunidad para posicionarnos dentro del mapa del diseño».

Sinergias entre lo público y lo privado

Por su parte, la directora de comunicación de València Capital Mundial del Diseño 2022, María Lapiedra, señaló que la iniciativa va en la línea que impulsa la Unión Europea de promover las sinergias entre lo público y lo privado para impulsar el talento de jóvenes creadores. «2022 va a ser un año fantástico porque la mirada internacional del mundo del diseño estará puesta en nosotros», destacó Lapiedra, que añadió que «para nosotros, será un placer promocionar este espacio porque nos hace mejores como capital del diseño».

El edil Eduardo Pérez dijo que la decoración es «metáfora perfecta» de lo que fue el inmueble, un almacén de naranjas, y lo que es ahora el espacio diseñado, un lugar de «recolección y cultivo de libros».