Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

INICIATIVA CON CARGA DIDÁCTICA Y AMBIENTAL

El Termet de Vila-real tendrá una ruta turística con esculturas metálicas únicas

Benlloch quiere instalar animales creados por el artista local Roberto Bort, que irán acompañadas de un código QR de tipo pedagógico

Este cocodrilo de tamaño natural es, por el momento, la pieza estrella que pasará a manos del Ayuntamiento de Vila-real

Un cocodrilo a tamaño natural y otras esculturas de animales elaboradas por el artista vila-realense Roberto Bort formarán parte, de cuajar la iniciativa en la que se trabaja desde hace unos meses, del paisaje del paraje natural del Termet en las próximas semanas o meses. Al menos, esta es la intención expresada por el alcalde, José Benlloch, quien anunció en un reciente pleno que el consistorio reserva una partida económica para adquirir una serie de obras artísticas, entre ellas algunas de Bort, conocido también por la creación de paellas de diferentes tipologías, como la que representa el escudo de Vila-real y que se dio a conocer en el transcurso de unas fiestas patronales.

«La idea es adquirir ya esculturas que realiza este artista con hierro y piezas metálicas recicladas para instalarlas al aire libre, en el marco del plan de mejora del paraje del Termet que estamos llevando a cabo y que vamos a impulsar más», explica el munícipe. E incide en que «este será un nuevo elemento de promoción de este entorno, que se sumará a la ermita como patrimonio cultural».

La propuesta, como señala Benlloch, tiene por objetivo «dar forma a una especie de recorrido, con la colocación de estas piezas en diferentes puntos del paraje natural, a modo de yincana, acompañado de códigos QR con la información de las especies que allí se ubicarán y con un evidente mensaje medioambiental».

Mensaje

Bort posa con la vaca que acaba de crear y un erizo hecho con bujías de coche. JOSEP CARDA

De esta forma, el primer edil vila-realense pretende que esta acción no solo sea un atractivo turístico añadido al que ya posee El Termet, sino que «aporte un claro mensaje de conservación del entorno y del medio ambiente en general, a la vez que permita realizar actividades vinculadas a estos elementos y que, además, tenga un destacado componente pedagógico, por cuanto los centros educativos podrán organizar visitas al lugar».

Por su parte, en declaraciones a Mediterráneo, el artista Roberto Bort asegura estar ilusionado con la iniciativa planteada por el alcalde. «Es una idea innovadora porque no solo se trata de exponer al aire libre esculturas de animales, sino que estas están realizadas con materiales reciclados, lo que también aporta un objetivo ambiental a la idea», asevera.

Bort cuenta en su currículo artístico con un impresionante cocodrilo a tamaño natural, de más de 200 kilos de peso, así como con otras creaciones animalistas como un mono, un guacamayo, mariposas, insectos variados o incluso un erizo, cuyas púas son bujías usadas de motores de coches, unas piezas muy difíciles de encontrar en la actualidad.

Último trabajo

La última obra de arte de este creativo vila-realense es una vaca, también a tamaño natural, en la que ha venido trabajando en los últimos tres o cuatro meses. «Me gusta dar forma a animales grandes, a los que voy dando forma poco a poco con todo tipo de materiales metálicos viejos y para reciclar», explica. En este caso, las zonas hechas con piezas y herramientas soldadas simulan las manchas blancas de la piel de una vaca y, además, permiten ver en interior del animal. 

Compartir el artículo

stats