Una pirámide a modo de elemento de mobiliario urbano para jardines y parques públicos y zona de encuentro, que incorpora un sistema de información sobre la ciudad y que se caracteriza por su originalidad y versatilidad. Así es Comboi, proyecto ganador de la nueva convocatoria del convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Vila-real y la Escuela de Arte y Superior de Diseño (EASD) de València y Castelló y que se materializará en los próximos meses gracias a la participación en esta actividad de las empresas Sistemas Robles y Krion, que también da nombre al material con el que se construirán las pirámides.

Recreación del diseño ganador, que prevén instalar en los parques y jardines de Vila-real en un apuesta vanguardista. MEDITERRÁNEO

Comboi surge del último taller realizado con el alumnado de la EASD, en el que participaron 74 estudiantes (50 de València y 24 de Castelló), y 17 profesores (5 de València y 12 de Castelló), con el reto de diseñar un elemento de mobiliario urbano fácilmente reconocible que al mismo tiempo sirva como punto de información. 

El diseño ganador es obra de los estudiantes Enric Bellmunt, Magda Cimpoca, Mateo Felip, Paula Juan, Alfred Segarra, Emma Such y Juan José Valverde. Ha sido elegido en la deliberación del jurado profesional en la que han participado Javier Lizandra, chief budget officer de Robles Sistemas; Ramir Gil, technical office manager de Krion; Javier Mestre, subdirector de la EASD de Valencia; Miguel Monar, director de la EASD de Castellón; Zoraida Nomdedéu, secretaria de la EASD de Castellón; Sandra Benayas, de la EASD de Castellón y Carlos Robles, de Robles Sistemas. Asimismo, también han participado el concejal de Ciencia, Innovación y Universidades, Eduardo Pérez Arribas, así como la profesora de la EASD de Castellón Marina García-Broch, impulsora en 2018 de la colaboración entre el Ayuntamiento y la EASD. Esta iniciativa busca canalizar el talento de los estudiantes con el objetivo de incorporar propuestas de mobiliario urbano y decoración de espacios públicos innovadoras y sostenibles. El jurado también decidió otorgar dos accésits a las propuestas Benjamín y Espill. 

Imagen del jurado profesional que decidió el proyecto vencedor del concurso. MEDITERRÁNEO

El alumnado que ha tomado parte en esta edición del acuerdo con la EASD tiene entre 20 y 25 años y cursa el grado superior en Diseño de Interiores y el grado superior en Diseño de Producto.

Sinergia público-privada

El convenio con la EASD surge de la voluntad del Ayuntamiento de Vila-real de favorecer las sinergias entre el ámbito educativo y las administraciones y empresas para facilitar el acceso al mercado laboral de la juventud. Por su parte, indican fuentes municipales, el consistorio obtiene un retorno positivo, puesto que tiene la posibilidad de incorporar elementos creativos de diseño en los espacios públicos, apostando sobre todo por la cerámica, que es uno de los materiales a los que se da prioridad a la hora de elaborar los diseños. 

De hecho, otro de los objetivos de la colaboración con la EASD es precisamente potenciar las nuevas aplicaciones de la cerámica y dar salida a las innovaciones que se desarrollan en este sector, destacan desde el consistorio.