Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LOS TÉCNICOS EVALÚAN EN ESTOS MOMENTOS LAS OFERTAS

Seis firmas pugnan por el BiciVila’t de Vila-real con más bicicletas y videovigilancia

Las plicas llegan a recortar el presupuesto base, de 521.742 € para cuatro años, hasta en un 30%

Imagen de la estación del BiciVila’t, de momento en desuso, ubicada frente al Centre de Congressos, Fires i Trobades de Vila-real.

Un total de seis son las empresas que pugnan por hacerse con la concesión del servicio público de préstamo de bicicletas de Vila-real, el conocido como BiciVila’t, que salió a licitación el pasado mes de octubre, con un presupuesto máximo de 521.742 euros para un periodo de cuatro años.

Un concurso que, al contrario de lo que ocurriera tres años atrás cuando quedó desierto por la falta de interés de las compañías en asumir un servicio que no les resultaba atractivo --se estableció de 70 bicis convencionales y dos eléctricas, con un precio base de 292.967 euros para el mismo periodo de cuatro años--, en esta ocasión sí que se corrobora el interés por el proyecto de distintas firmas relacionadas con el transporte, la tecnología y la sostenibilidad.

Tal es ese interés que se han ofertado bajas sobre el presupuesto fijado por el Ayuntamiento de Vila-real que llegan hasta el 30%, lo que podría suponer un ahorro de alrededor de 150.000 euros. Con todo, son varias las mercantiles que han priorizado la inclusión de mejoras sustanciales en sus propuestas a rebajas en los costes que, incluso, podrían rozar los límites establecidos para considerarse como bajas temerarias.

En concreto, entre los aspectos más destacados, priman los pluses relacionados con la aportación de un mayor número de bicicletas --el pliego marca un mínimo de 20 convencionales con GPS integrado y otras cuatro eléctricas--, de manera que una de las empresas llega a ofrecer hasta 71 bicis adicionales, 16 de ellas eléctricas. Y otra propone que la totalidad de los vehículos que aportaría (25) sería de esta última tecnología, excluyendo las de tipo mecánico.

Estaciones base

Otro de los aspectos que en el pliego se valora es el relativo a las estaciones base, aquellas en las que los ciudadanos podrán recoger sus bicis, ya sea con el uso de tarjeta vinculada al servicio o a través de una aplicación para teléfonos móviles. En este caso, las obligaciones marcadas en el concurso se ciñen a seis de estos puntos con diseño antivandálico. Sin embargo, no son pocas las empresas que van más allá y apuestan por crear hasta medio centenar de estaciones adicionales referenciadas con geolocalización. En este sentido, solo dos firmas proponen que estos espacios estén cerrados con algún tipo de marquesina transparente.

Y a todo ello se suman las iniciativas para dotar a toda la red de cámaras de vigilancia, que en alguna de las ofertas alcanza la cifra de 33 dispositivos, en consonancia con la idea de habilitar 31 zonas habilitadas con GPS y garantizar la seguridad en las mismas y dificultar los actos vandálicos. 

Compartir el artículo

stats