Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

REPORTAJE

Presentación en Vila-real: Un ‘Vacío’ lleno de experiencias

Juan Dual presenta en Vila-real el libro con sus vivencias, ilustrado por Laura Pitarch

Ante un nutrido grupo de personas, Juan Dual presentó su libro 'Vacío' en la Biblioteca Universitària del Coneixement de Vila-real, junto a la vila-realense Laura Pitarch, quien ha ilustrado su trabajo. ANDREU ESTEBAN

A Juan Dual, como él relata, lo «dejaron vacío» por dentro --le extirparon el colon y el recto, después el estómago y, por último, la vesícula-- hace años a causa de una enfermedad genética que se ha cobrado la vida de varios familiares, la poliposis familiar múltiple. Pese a que para muchos sería motivo para vivir con la máxima calma posible, Juan se encontró con el deporte y con la naturaleza gracias a unos amigos «que sabía que corrían y tenían mucha paz» tras no poder «casi ni caminar ni subir escaleras. Fue muy gradual, pero me enganché». 

Ahora, entre otros, disputa carreras de larga distancia por montaña y recorre el mundo.

Laura Pitarch y Juan Dual mostraron una enorme complicidad durante la presentación del libro 'Vacío', en el que Dual relata su experiencia vital pese a haber estado a punto de morir en tres ocasiones. ANDREU ESTEBAN

Y, en cierto modo, ahora se ha vaciado de otra forma, al compartir sus experiencias vitales, muchas muy crudas --ha visto la muerte de cerca en hasta tres ocasiones-- en un libro, Vacío. Ya relataba sus vivencias a través de sus redes sociales y quienes lo seguían lo alentaban a dar el paso pero eso, explica, suponía parar de correr y «dar tumbos» por el mundo y nunca encontraba el momento. Hasta que llegó la pandemia y le tocó poner el freno o, por lo menos, reducir el ritmo y adaptarse a las opciones de un confinamiento. Y es que Dual asegura que llegó a recorrer 30 kilómetros de una vez en el pasillo de casa de sus padres, donde pasó el encierro. Una situación que aparece dibujada en el libro que presentó ayer en Vila-real, en la Biblioteca Universitària del Coneixement (BUC), junto a la ilustradora Laura Pitarch, la mitad de la marca Laulauenlaseuatinta

Pese a que el texto ya llevaba escrito meses, el azar quiso que los caminos de la vila-realense y de Juan convergieran y que los dibujos de Pitarch ilustraran su trabajo, todo un reto que se escapaba de los trabajos que suele realizar y requería «de otro lenguaje gráfico», apunta Pitarch, quien dice que tuvo mucha libertad creativa, aunque Dual le propuso algunas ideas y recreado clásicos como La Última Cena o el Pantocrátor.

Transmitir aprendizaje

La vida le ha llevado a vivirla «muy al día» y apunta que sus viajes le han ayudado a «conectar conmigo y a cómo transmitir. Cuando más se esconda es peor, hay que aprender a convivir con ello y llevarlo con calma y paciencia». Huyendo de un mensaje «cuqui» sobre la enfermedad, el deportista y estrenado escritor defiende que «hay que asimilar que a cualquiera le puede pasar una desgracia y vivir igual con plenitud», y pretende dar herramientas para afrontar el sufrimiento.

«Relativizar da mucha paz», afirma Dual que añade que «me explota la cabeza» ante la respuesta de la gente con Vacío. «Es alucinante... Personas que se lo leen del tirón, gente que ha llorado, otros que lo recomiendan a alguien de su entorno como terapia... Me desmonta», señala.

Los interesados en hacerse con un ejemplar pueden solicitarlo a través de la web dualcillo.es

Compartir el artículo

stats