Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En la zona norte de la ciudad

Vila-real descentraliza Servicios Sociales con una sede en el Pilar

El consistorio acondiciona el centro María de Luna que ya presta esta atención social a la ciudadanía

El inmueble del barrio del Pilar se acondicionó para prestar atención social y se prevé un proyecto de insonorización. MEDITERRÁNEO

El Ayuntamiento de Vila-real acomete el proceso de descentralización de los Servicios Sociales con la instalación de un equipo base en el edificio María de Luna, situado en la calle Martí l’Humà, en el barrio del Pilar. Como parte de este proceso, y con el objetivo de seguir mejorando las condiciones en que se presta la atención social en estas instalaciones, desde el consistorio avanzan que se acometerá una actuación para mejorar la insonorización del edificio. El proyecto, que está incluido en el presupuesto municipal de 2022, supone una inversión de 18.000 euros, tal y como explica la primera teniente de alcalde y concejala de Servicios Sociales, Silvia Gómez.

«Cumpliendo con los objetivos marcados por el equipo de gobierno de acercar la atención a los vecinos y de optimizar los recursos municipales, el edificio social María de Luna alberga ya a un equipo base de los Servicios Sociales, de manera que se mejora la atención a través de un modelo de desarrollo de servicios descentralizados», indica la titular del área.

Gómez insiste en que con la división en dos distritos de la atención social que se presta en la ciudad -en los centros de la calle José Ramón Batalla y ahora el María de Luna-- se asegura una mayor cercanía. Al mismo tiempo, facilita la atención presencial con garantías de cumplimiento de medidas sanitarias y la incorporación de nuevos profesionales necesarios para mejorar la atención e intervención con las personas así como la satisfacción profesional.

El inmueble María de Luna también acoge el Centro de Atención Temprana. MEDITERRÁNEO

El nuevo equipo base de Servicios Sociales en el barrio del Pilar, operativo desde finales de septiembre, cuenta con cuatro trabajadores sociales, dos educadores, dos auxiliares administrativos, un ordenanza, un técnico superior y una psicóloga que atiende a los usuarios dos días a la semana. En el mismo se prestan los servicios de atención social ante situaciones de necesidad, promoción de la autonomía personal y atención a la dependencia, prevención o intervención con familias, entre otros.

Más personal

Gómez también reseña que, a través del nuevo contrato programa entre el consistorio y la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana, se reforzará toda la plantilla del área social, incluyendo más profesionales para la sede del barrio del Pilar. La idea es incorporar a dos trabajadores sociales, un técnico de inserción laboral y un asesor jurídico.

El inmueble María de Luna también acoge el Centro de Atención Temprana, que asiste de manera individualizada a menores de hasta seis años con dificultades de desarrollo o con riesgo de padecerlo y asiste a sus familiares. 

Compartir el artículo

stats