Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA MEDIDA AFECTA A CUALQUIER TIPO DE OCUPACIÓN DE VÍA PÚBLICA EN NEGOCIOS

Vila-real amplía la exención de la tasa de terrazas, al menos, hasta junio

Benlloch contempla bonificar el IBI a los establecimientos sin mesas en la calle

Por el momento, los bares y restaurantes de Vila-real no pagarán la tasa por sacar meses y sillas a la vía pública. MANOLO NEBOT ROCHERA

La exención de la tasa por ocupación de vía pública seguirá estando operativa en Vila-real, al menos, hasta el próximo mes de junio. Así lo ha informado a Mediterráneo el alcalde, José Benlloch, quien avanza que, en función de cómo avance la pandemia --y, en consecuencia, las restricciones que establezcan las autoridades sanitarias-- se decidirá más adelante si la medida se amplía a todo el año.

Una decisión que, como apunta el munícipe vila-realense, también estará en función «de si los empastres en el urbanismo de la última etapa del PP al frente del Ayuntamiento no nos den nuevos palos en forma de sentencias que tendremos que pagar», comentó.

La exención de esta tasa, que el consistorio empezó a aplicar en el 2020 y se mantuvo en el 2021, no solo beneficia a los establecimientos hosteleros que cuentan con espacios con mesas y sillas en la vía pública --especialmente en plazas y viales amplios o peatonales--, sino que tampoco la pagan, entre otros, quienes organizan actividades en la calle o los vendedores de los mercados ambulantes que se realizan todos los miércoles, jueves y sábado en el municipio.

Un poco más allá

Pero el alcalde Benlloch quiere dar un paso más en la aplicación de medidas que ayuden a mitigar las pérdidas económicas que está originando la crisis sanitaria del covid y las restricciones que la acompañan en, posiblemente, el sector más castigado. 

«El objetivo en el que vamos a trabajar, dados los efectos que está teniendo esta sexta ola de la pandemia, es que aquellos bares y restaurantes que no tengan terraza puedan beneficiarse, como ya hicimos el año pasado, de una iniciativa que no tomó ningún otro Ayuntamiento, una bonificación en el IBI que calcularemos para equipararlos de alguna manera a quienes se acogerán a la exención de la tasa de ocupación de vía pública», anuncia el munícipe.

Una decisión que se pretende tomar, como apunta Benlloch, para compensar la reducción de ingresos de este tipo de negocios «que tienen que afrontar en esta pandemia del covid-19 bajas de personal, cierres temporales y cuarentenas por contagios en sus plantillas, adaptación a los protocolos, limitaciones o anulación de un buen número de reservas». 

Compartir el artículo

stats