Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UNA INFRAESTRUCTURA CON DEFECTOS ESTRUCTURALES

Marzà anuncia «máxima celeridad» para la reparación del parqué el CTD de Vila-real

El conseller asegura que trabajan con la mayor rapidez administrativa para acometer las tareas

Imagen del interior del pabellón del centro de tecnificación deportiva de Vila-real en el que, por el momento, solo arreglan la cubierta. MEDITERRÁNEO

"Lo más pronto que sea posible habrá una respuesta de la Administración, que está actuando con la mayor rapidez". Así respondió ayer, a preguntas realizadas por Mediterráneo, el conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, respecto a la demora para tomar una decisión que determine la solución para arreglar el parqué del pabellón del centro de tecnificación deportiva (CTD) de Vila-real, después de que advirtieran daños que lo hacen impracticable a causa de las filtraciones de agua derivadas de las deficiencias estructurales de la cubierta.

Un cerramiento donde los operarios de la empresa contratada continúan trabajando para rematar su reparación, en la que la Generalitat invertirá algo más de un millón de euros. Fuentes de la Conselleria informaron a este rotativo que el final de las tareas tendrá lugar antes de que acabe el próximo mes de febrero.

«En todo momento, lo que se ha hecho es actuar con la máxima celeridad administrativa posible. Se trata de un contrato de emergencia, que es el más rápido al que se puede optar», señaló Marzà, quien hizo hincapié en que la intervención que desarrollan en el centro de tecnificación se afronta «de forma integral, porque no solo se tiene en cuenta arreglar el techo sino que también que sea un recinto que pueda utilizarse».

Los plazos

El conseller incidió en que si para acometer los trabajos «se hubiera recurrido a un procedimiento ordinario, aún no se hubiera ni siquiera sacado a concurso la obra de la cubierta». «Por el contrario, hemos sido capaces de licitarlo de manera rápida y las labores están en marcha», dijo.

Con todo, la restauración del parqué, imprescindible para poder volver a utilizar el pabellón del centro de tecnificación, sigue sin tener una fecha de inicio de los trabajos ni tampoco un presupuesto, aunque algunas fuentes hablan de una inversión que rondaría otro millón de euros, que se sumaría al mismo coste que asume la Conselleria de Marzà para reparar y dejar en condiciones óptimas una cubierta en cuyo arreglo vienen acumulando un importante desembolso. De hecho, desde que la instalación deportiva fue abierta al público, en los últimos meses del 2014, el Ayuntamiento de Vila-real también ha invertido más de 100.000 euros, antes de acometer el proceso para su restauración integral.

Según ha indicado en reiteradas ocasiones el concejal de Deportes, Javier Serralvo, «el CTD es un ejemplo de la nefasta gestión del PP y los sobrecostes de la empresa pública Ciegsa. Una infraestructura que costó 30 millones y que, aun así, presentaba un grave defecto estructural», señalaba. 

Compartir el artículo

stats