50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

con un valor estimado de 31 millones de euros por ocho años

La complejidad del contrato de las basuras dilata tres meses el proceso en Vila-real

El consistorio amplía el plazo de la apertura de las ofertas económicas del 3 de noviembre a este miércoles

El contrato unifica la limpieza viaria y la recogida y gestión de residuos, servicios que ahora se prestan por separado.

El nuevo contrato del servicio de recogida, transporte de residuos, gestión de ecoparque y limpieza urbana de Vila-real, el más elevado de los últimos años con un valor estimado del acuerdo contractual de 31.116.057 euros a ocho años, alcanza hoy una nueva fase para poder completar su adjudicación. Aunque lo hace con cierto retraso respecto a la planificación inicial, por la complejidad de los pliegos. 

Así, este miércoles es la fecha marcada para abrir las ofertas económicas de las mercantiles que pujan por hacerse por esta licitación (dos uniones temporales de empresas (UTE), la primera formada por Cespa y Urbaser, y la segunda por Fobesa y FCC). Pese a que, en un primer momento, se fijó el pasado 3 de noviembre para completar este trámite, el cual se ha ido postergando en varias ocasiones, según fuentes municipales, los técnicos consideraron que los postores necesitaban algo más tiempo para revisar y evaluar con detalle toda la documentación del proceso. 

Cada una de las UTE está liderada por una de las firmas que actualmente asume esas dos tareas por separado, Fobesa (basuras) y Cespa (limpieza viaria), pero que ahora se han unido a otras sociedades en este concurso. La nueva contratación, que unifica en uno los servicios, sale a concurso por 3,5 millones de euros anuales. Una cifra que, como apuntó el alcalde, José Benlloch, supone un incremento de unos 400.000 euros respecto a la suma actual de las contratas.

Peculiaridades

Entre las principales exigencias del pliego de la oferta sobre el contrato unificado de recogida de basuras y limpieza viaria, destaca la apuesta por la sostenibilidad, de manera que la adjudicataria se obliga a que los vehículos de nueva adquisición con los que preste los trabajos deben ser lo menos contaminantes posible, atendiendo a las características orográficas de Vila-real, con un territorio casi llano que facilita el uso de energías limpias para los elementos motorizados.

Los camiones de recogida y compactación de basuras tendrán una capacidad de entre 8 y 23 m³, según la carga sea lateral o trasera, y utilizarán gas natural o serán híbridos (electricidad y gas). Las barrederas, vehículos cisterna o fregadoras podrán funcionar con diésel, además de ser híbridas. Y los de inspección y equipos de baldeo serán preferentemente eléctricos.  

Compartir el artículo

stats