Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EL ALCALDE BENLLOCH LO ANUNCIA EN EL PLENO ORDINARIO DE FEBRERO

Vila-real será sede de un centro de salud mental referente en Castellón

El Gobierno destinará más de 3 millones a impulsar este servicio en el marco de un plan a nivel estatal

La Fundación Manantial gestiona en Vila-real la empresa Vilamico, un proyecto de economía social de producción de champiñón, en el que trabajan personas con problemas de salud mental. GABRIEL UTIEL BLANCO

Más de tres millones de euros, procedentes del plan estatal de salud mental que promueve el Gobierno central (dotado con 100 millones) destinará el Ejecutivo a crear en Vila-real un «centro de día referente en esta materia en la provincia de Castellón», en el que las administraciones implicadas (Estado, Generalitat y Ayuntamiento) trabajan en estos momentos para conseguir un espacio de unos 1.000 m², que tendrán que habilitar para acoger este servicio sanitario.

Así lo anunció ayer el alcalde, José Benlloch, durante el debate de la moción presentada por el grupo municipal de Compromís per Vila-real (salió adelante por unanimidad en el pleno) para activar medidas de prevención del suicidio, cuyos casos, apuntaron, han crecido exponencialmente durante los últimos años, especialmente desde la pandemia.

Centro especializado

A preguntas de Mediterráneo, Benlloch informó de que «será un centro especializado de atención en salud mental que han decidido establecer en Vila-real, en el que concentrarán y reforzarán servicios que ya se prestan y, además, se sumarán otros», detalló.

Por su parte, la concejala de Sanidad, Silvia Gómez, recordó que desde hace unos años Vila-real colabora de manera constante con la Fundación Manantial, que trabaja en la integración laboral y social de personas con problemas mentales. Y fruto de ese trabajo "han sido una lavandería, el centro de día que hay en la que fuera la residencia Santa Ana o la reciente empresa social Vilamico, que sededica al cultivo de champiñones".

Acuerdos plenarios

Por otra parte, el pleno también dio el visto bueno, con el voto favorable de todos los grupos (PSPV-PSOE, PP, Compromís, Ciudadanos, Vox y Unides Podem) a prorrogar durante todo el 2022 la bonificación del 95% en el impuesto de bienes inmuebles (IBI) a los negocios que más han sufrido las consecuencias de la crisis sanitaria y económica, entre ellos los de hostelería, comercio minorista, ocio, transporte, actividades deportivas o servicios como los de cuidado personal o peluquería.

«La prolongación de la pandemia agravia la situación económica, que todavía tendrá efectos importantes durante el ejercicio 2022. Un impacto que se produce en el momento en el que las empresas llegan muy debilitadas a causa de muchos meses de baja actividad», argumentan en la declaración institucional aprobada.

Proyectos Ivace

Asimismo, en la sesión plenaria entró por la vía de urgencia la aprobación de los proyectos que propone Vila-real al Instituto Valenciano de la Competitividad Empresarial (Ivace), en el marco del plan de reindustrialización local. En esta ocasión, presentan tres iniciativas que suman una inversión de 685.000 euros, de los que el Ayuntamiento tendrá que aportar unos 190.000. El resto de los fondos está previsto que los financie la Generalitat.

En concreto, solicitarán ayudas para la segunda fase de mejoras en el polígono del clúster agroalimentario (al este de la vía del ferrocarril), con una inversión de 200.000 euros; en la zona de la carretera de Onda, en el entorno de la calle Senda Pescadors (250.000); y en el área sur-Sedenyet del Carme (235.000 euros).

Y todos los partidos, menos Vox, votaron el texto en apoyo al Día Internacional de la Mujer.

El cuarto centro de salud tendrá más servicios médicos

El alcalde de Vila-real, José Benlloch, explicó durante el capítulo de ruegos y preguntas del pleno de ayer y a instancias del portavoz de Ciudadanos, Domingo Vicent, la compleja tramitación para ceder el espacio que actualmente ocupa la biblioteca municipal de la calle Solades a la Conselleria de Sanitat para dar forma al cuarto centro de salud de la ciudad, el de Torrehermosa, que se ubicará en el inmueble que ocupa la biblioteca municipal, en la calle Solades. .

el cuarto centro de salud de Vila-real se ubicará en lo que ahora es la biblioteca municipal de la calle Solades. GABRIEL UTIEL BLANCO

Al respecto, el munícipe explicó, entre otras cosas, que el edificio es propiedad del Ministerio de Cultura y que, por tanto, es este el que tiene que ceder el mismo a la Generalitat. Con todo, indicó que «no hay ningún problema en este sentido» y recalcó que Sanitat reserva 1,5 millones este año para crear el centro de salud, que incrementará los servicios a los ciudadanos.

El primer edil hizo hincapié en que cuando esté en marcha el nuevo espacio sanitario que dará cobertura a la zona centro de la ciudad, "cada uno de los centros de salud de Vila-real tendrá una ratio de unas 12.000 personas, cuando la cifra habitual es de entre 18.000 y 20.000".

De quemas, banderas y bancos

En el pleno ordinario de febrero se aprobaron también otras iniciativas, entre ellas el plan de quemas en el término municipal a que obliga la ley y que el Ayuntamiento aún no tiene y que, ahora, pasará a exposición pública durante un mes para, posteriormente, y previa incorporación o no de las alegaciones que puedan darse, así como del visto bueno de la Generalitat, se aprobará de forma definitiva.

Pero también hubo tiempo para aprobar una moción de Vox, rectificada con aportaciones del PP y del PSOE, para «instar (la propuesta inicial hablaba de obligar bajo amenaza de sanción) a los centros educativos a que exhiban la bandera española en un lugar visible y preferente en sus fachadas. Eso sí, no se mencionaba en la iniciativa la obligación de que también ondeen en edificios públicos el resto de banderas oficiales: la de la Comunitat, la local y la de la Unión Europea».

PSPV-PSOE, PP, Compromís, Ciudadanos y Unides Podem votaron ayer a favor de instar a las entidades bancarias a facilitar las gestiones a las personas mayores. RAMÓN FERRANDO

Y a la hora de votar la moción para reclamar a los bancos y también a las administraciones a prestar un servicio adecuado a las personas mayores y personas de otros colectivos vulnerables --que surgió de las comisiones informativas como declaración institucional, pero de la que se desmarcó poco antes del pleno el partido ultraderechista--, la concejala de esta formación, Irene Herrero, votó en contra de la misma, al considerar que los bancos son entidades privadas. Al respecto, el portavoz de Ciudadanos, Domingo Vicent, matizó que, aún siendo empresas privadas "prestan un servicio público y por eso tienen mecanismos de control" por parte de las autoridades del Estado.

Compartir el artículo

stats