Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA CIUDAD CIERRA EL PASADO EJERCICIO CON 5,5 MILLONES DE SOBRANTES

El grueso de los remanentes de Vila-real del 2021 irá para el sobrecoste de luz y el urbanismo del PP

El consumo de electricidad y gas fagocita más de un millón y otros dos, a sentencias del anterior gobierno

Los remanentes del Ayuntamiento de Vila-real del 2021 ascienden a 5,5 millones de euros, pero tras restar obligaciones pendientes la cifra a disposición de alcaldía supera ligeramente el millón. CARDA, JOSEP

El Ayuntamiento de Vila-real cierra el presupuesto del 2021 con un total de 5.539.292 euros de remanentes. Sin embargo, tras restar los cerca de 4,5 millones ya comprometidos en abonar facturas, las sentencias derivadas de la gestión urbanística del último ejecutivo local del PP, los pagos pendientes a Reciplasa y el consumo de electricidad y gas, el montante que quedará realmente a disposición del equipo de gobierno para reforzar las concejalías será de poco más de un millón de euros.

En concreto, ya se calcula que el sobrecoste energético consumirá, al menos, un millón de euros, mientras que al pago de fallos por el urbanismo de los populares que sigue llegando 11 años después de dejar el gobierno municipal se reservan otros dos millones.

Gastos energéticos

Así lo señaló a preguntas de Mediterráneo el alcalde, José Benlloch, quien aseveró que «si los costes energéticos siguen disparados como hasta ahora es muy probable que no nos quede nada para hacer esa redistribución». Y es que, como apuntó, en abril, el Ayuntamiento habrá gastado toda la partida presupuestada para el 2022 por este concepto, por cuanto los costes en electricidad se han multiplicado casi por tres en los últimos meses, y los del gas lo han hecho por cuatro.

José Benlloch (Alcalde de Vila-real): "Hay proyectos a los que no vamos a renuniar"

Reformar el edificio de los antiguos juzgados, la construcción del cuarto IES y del instituto integrado de FP o la recuperación -incluso con más servicios- del ambulatorio que volverá a dar servicio a la zona centro son algunos de los proyectos a los que el alcalde de Vila-real, José Benlloch, asegura que «no vamos a renunciar», pese a las penurias económicas  por las que atraviesa el Ayuntamiento y la dificultad de destinar parte de los 5,5 millones de remanentes del 2021 a la parte que tiene que aportar el consistorio, a causa de los sobrecostes energéticos o de gestión de basuras y a las sentencias que todavía llegan fruto de la gestión urbanística del último ejecutivo local del PP.

Benlloch incidió en que han sido varios los factores que han influido en que el ejercicio anterior se haya cerrado con 5,5 millones de remanentes. Por una parte, está el hecho de que las cuentas entraron en vigor casi a mitad de año, lo que ha impedido llevar a cabo algunos de los proyectos previstos; y a ello se suma la «prudencia» en el gasto a causa de la pandemia del covid-19 y que el departamento de Intervención cerró la contabilidad el 10 de diciembre, motivo por el que han quedado por pagar diferentes facturas de final de año que abonarán ahora.

Más ingresos

El alcalde de Vila-real, José Benlloch, asegura que hay proyectos a los que el ejecutivo local no renunciará, pese a la delicada situación de las arcas municipales. MEDITERRÁNEO

Además, el munícipe recalcó que, en el apartado de mayores ingresos, ha sido «fundamental» la mejora de la recaudación ejecutiva implementada por la concejalía de Hacienda --de la que es titular el propio Benlloch-- y, en particular, el ingreso recibido el 23 de diciembre pasado por la liquidación de toda la deuda de Espai Vila-real, tras su adquisición por parte del Grupo Pamesa. Una operación que ha permitido al consistorio ingresar 1.846.185 euros, «que vendrán muy bien ayudarnos a salvar de alguna manera el año», augura el alcalde.

Con todo, Benlloch advierte que no será fácil. «Solo en facturas pendientes de luz y basuras y la plusvalía de Zirconio se irán ya 1,2 millones de euros. A los que hay que añadir los dos millones, aproximadamente, que calculamos que nos costarán este año los empastres urbanísticos del PP o los 700.000 euros que prevemos que costarán las medidas de estímulo fiscal en marcha para mitigar el impacto del covid», detalló. 

Compartir el artículo

stats