Buscar el más amplio consenso posible es el objetivo que se marca el alcalde de Vila-real, José Benlloch, para cerrar, como máximo el 13 de septiembre, la hoja de ruta de la Agenda Urbana hasta el 2030 que, como avanza, incluye un total de 100 proyectos, algunos de ellos en tramitación pero que todavía no son una realidad y otros de nuevo cuño.

Así lo ha avanzado el munícipe en la presentación de las metas a alcanzar en los próximos años para "construir una ciudad más inclusiva, sostenible, innovadora, que tenga oportunidades y que esté integrada en el mundo que la rodea", así como del proceso de elaboración del documento que tiene que aprobar el pleno en la fecha antes citada, que es la que marca el Gobierno central como tope para que la estrategia esté definida con los 200.000 euros de subvención otorgados para ello y procedentes de fondos europeos.

Descárgate el pdf con los 100 proyectos del Vila-real del siglo XXI, pinchando aquí

"La Agenda Urbana Española es un plan estratégico de ciudad que se basa en los criterios establecidos en la Agenda 2030, la nueva Agenda Urbana para las Naciones Unidas y la Agenda Urbana para la Unión Europea, que promueve la sostenibilidad en las políticas de desarrollo urbano y que será un documento imprescindible para poder acceder a las próximas convocatorias de los fondos europeos”. Y para perfilar esta estrategia, el Ayuntamiento impulsará “un debate a nivel local sobre lo que queremos que sea la Vila-real del siglo XXI, con una mirada a largo plazo porque tenemos que ser capaces de diseñar una ciudad que esté preparada para afrontar el futuro con garantías".

Algunas de las acciones

La mejora e impulso del paraje del Termet y de la ladera del río Millars es uno de los proyectos que se marcarán en la Agenda Urbana 2030. GABRIEL UTIEL BLANCO

La segunda fase de la mejora del paraje del Termet, la rehabilitación de las aceras de la calle Ermita -en los dos kilómetros que separan el casco urbano del Termet-, la ampliación del cementerio municipal, la creación de un parque fluvial junto al Millars en el entorno del puente de Santa Quitèria, el nuevo centro de salud del área centro, el impulso a la remodelación del Estadio de la Cerámica en colaboración con el Villarreal CF, la construcción del nuevo colegio Escultor Ortells o del cuarto instituto, la sede definitiva de la Escuela Oficial de Idiomas, completar la rehabilitación del antiguo convento de las dominicas para que sea el Centre Cultural l'Hospital, redefinir la zona residencial del Madrigal para favorecer su desarrollo, construir un nuevo edificio en el actual de la escuela taller para destinarlo a entidades de carácter sociosanitario, completar la adecuación de Gran Casino o impulsar el área residencial de Molí Nou como un ecobarrio son algunas de las iniciativas que se incluyen en la propuesta anunciada por el alcalde Benlloch.

"En muchos casos se trata de proyectos que ya tienen un trabajo previo de los últimos meses y años, pero ahora los pondremos sobre la mesa para que la ciudadanía nos ayude a acabar de definirlos y aporte sus ideas”, ha explicado el primer edil vila-realense, quien subraya que son actuaciones "de futuro, la mayoría de las cuales son subvencionables por la UE hasta en un 90% o 95%, de manera que podemos afrontar esta planificación, a pesar de la complicada situación económica del Ayuntamiento”.

Celebración de tres foros

Para someter al proceso de participación y debate de estos proyectos, el alcalde ha anunciado tres foros: un grupo de trabajo de políticos y técnicos, que incluirá también la convocatoria de la mesa del pacto local por el Renaixement, que se desarrollará del 9 al 13 de mayo; reuniones de los Consejos Locales y mesas de trabajo sectoriales, del 23 de mayo al 3 de junio; y un foro de reunión con las asociaciones cívicas y la ciudadanía, que se convocará en diferentes sesiones del 23 de mayo al 30 de junio. Tras el diagnóstico urbano y la inclusión de propuestas ciudadanas se trazará el marco estratégico que dará forma al documento que, finalmente, y el 13 de septiembre como fecha tope, tiene que aprobarse por el pleno de la corporación.

El alcalde ha animado a la ciudadanía a participar porque “lo que ahora diseñemos entre todos es lo que seremos en el futuro”.