50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PREOCUPACIÓN ENTRE LOS VECINOS

La Policía Nacional tilda de «puntuales» los retrasos en avisos de robos en la zona de masets de Vila-real

Las llamadas al 091 se centralizan en Castelló, desde donde se distribuye a las patrullas disponibles en cada momento

La Policía Nacional es el cuerpo de seguridad competente cuando se producen robos, en este caso en la zona de masets de Vila-real. MEDITERRÁNEO

La posible tardanza de la llegada de la Policía Nacional a los avisos de robos o intentos de robo en la zona de masets de Vila-real, tal como indicó días atrás el presidente de la AAVV Bassa del Poble, Román Eixea, «únicamente se produce de forma muy esporádica», afirman desde el cuerpo de seguridad.

Las mismas fuentes reconocen que, en ocasiones, la patrulla que acude al lugar de los hechos llega desde Castelló porque «en ese momento las de Vila-real están cubriendo alguna otra actuación», puntualizan. Y es que, como explican, las llamadas de los ciudadanos al 091 se centralizan en la comisaría de la capital y, desde allí, se da aviso a los efectivos correspondientes para que acudan a las viviendas afectadas.

Con todo, las dificultades de localización de los masets fuera del casco urbano de Vila-real también puede suponer retrasos en la llegada de la Policía al tratarse de áreas que carecen de direcciones.

Los sucesos

Y es que en las últimas semanas se vienen repitiendo sustracciones o intentos de accesos por parte de los cacos a viviendas ubicadas en el área del Madrigal y su entorno, un espacio en el que existen gran cantidad de masets, habitados durante todo el año en unas ocasiones, mientras que en otras constituyen la segunda residencia de verano.

Las dos primeras imágenes son de los robos perpetrados el 20 de mayo. A la izquierda, destrozos ocasionados por los ladrones por un robo en febrero. MEDITERRÁNEO

Como publicó Mediterráneo, los últimos robos de los que se tenga constancia, son dos que se denunciaron el 20 de mayo. Según los vecinos, han respondido al mismo modus operandi al que, a fuerza de repetición, han llegado a acostumbrarse. «Utilizan lo que debe ser un gato hidráulico para abrir las ventanas, o hacen agujeros en el vallado para entrar», explica Eixea.

Prefieren no hablar de oleada de robos, pero lo cierto es que Eixea asegura que en cuestión de un año, en la zona pueden haberse producido sobre un centenar de incidentes, muchos denunciados y otros, al quedar en tentativa, solo comunicados entre los vecinos.

Los afectados son conscientes de que tener vigilada una zona residencial tan amplia como la que caracteriza a Vila-real, es complicado, pero a su vez, creen que hay que tomar medidas para acabar con la impunidad de quienes perpetran estos asaltos, pues otra de las coincidencias de estos sucesos es que «no los pillan».

Sufren cinco robos

Una vecina de la zona de San Fermín contó ayer a Mediterráneo que en una temporada «nos han robado en el maset cinco veces». Y siempre han empleado el mismo sistema: arrancan las rejas de las ventanas, «a pesar de que tenemos alarmas y vallado». Entran, rompen y salen llevándose consigo todo tipo de artículos. La clave está en hacerlo con rapidez.

Entre las medidas que han tomado los afectados está la apertura de un grupo de mensajería en el que, hasta ayer, había 136 miembros. Según Eixea, lo crearon para estar conectados e informarse sobre alertas, movimientos extraños en la zona o robos consumados. «Lamentablemente es un grupo muy activo», asegura, «casi todas las semanas pasa algo». Incide en que «los avisos a la policía son continuos».

Hay quien, ante la indefensión, cuando escucha sonidos extraños o sospechosos, hace ruidos fuertes para persuadir, lo que sea para que los amigos de lo ajeno les dejen vivir en paz de una vez. 

Compartir el artículo

stats