El Ayuntamiento de Vila-real ha anunciado que la Federación Cinológica Internacional ha declarado el perro ratonero valenciano como raza internacional, un reconocimiento que "nos llena de orgullo", puesto que se trata de un animal con mucho arraigo en la localidad.

Es por ello que desde el consistorio vila-realense ya están preparando un homenaje, que consistirá en una escultura dedicada al perro ratonero, "que reconocerá el trabajo y cariño de nuestra gente por esta raza".

Un logro, destacan desde el Ayuntamiento, que no habría sido posible sin el "trabajo incansable" del CERVA, Club Español del Rater Valencià, que está presidido por el vila-realense Joan Quemades. "Tampoco sin el cuidado por la raza de criadores como el señor Batiste Soriano y tantos otros que han luchado por la supervivencia del perro ratonero", indicaron.

Reconocimiento

Hay que recordar que el consistorio ya declaró a principios de este año el ratonero valenciano Patrimonio Cultural e Histórico de la localidad, con motivo del importante arraigo de esta especie en la ciudad, fundamentalmente desde principios del siglo XXI.