El Ayuntamiento de Vila-real, a través de la Concejalía de Servicios Sociales, garantiza la cobertura de las necesidades básicas de las personas más vulnerables a través de las ayudas de emergencia social, que en 2021 beneficiaron a más de 800 personas, con una cuantía económica de 200.000 euros.

Es el balance del departamento que dirige la primera teniente de alcalde y coordinadora general de Alcaldía, Silvia Gómez, quien remarca que “en los últimos dos años, la lucha contra la pandemia y sus consecuencias económicas y sociales ha centrado la mayor parte de los esfuerzos del equipo de gobierno; nuestra prioridad ha sido destinar todos los recursos a nuestro alcance para paliar los efectos de la covid-19 y, de manera especial, que las personas más vulnerables tengan aseguradas sus necesidades básicas, una labor para la que hemos contado también con la ayuda imprescindible de las entidades sociales de nuestra ciudad, que nos ayudan a tejer una gran red social para que nadie en Vila-real se quede atrás”.

208 solicitudes

Según los datos de la memoria del departamento de Servicios Sociales, en 2021 se abonaron un total de 199.787 euros en ayudas de emergencia, atendiendo así 208 solicitudes de las familias vila-realenses, que beneficiaron a 832 personas. El grueso de estas ayudas ha tenido como finalidad cubrir necesidades básicas (91 peticiones), por un importe de 100.984 euros, que han beneficiado a 364 personas.

Asimismo, para el pago de la vivienda, el Ayuntamiento de Vila-real ha destinado 53.350 euros, que corresponden a 41 peticiones, con 164 personas beneficiadas. En el caso de las ayudas extraordinarias, han ascendido a 29.371 euros, con un total de 30 casos atendidos y 120 perceptores. Finalmente, se ha dado respuesta a 46 peticiones de ayudas para el pago de suministros energéticos básicos de las familias, por una cuantía de 16.082 euros.

Cooperación social

El programa de emergencia social se complementa con el programa de cooperación social, que en el caso de Vila-real se canaliza a través de las entidades locales que desarrollan una labor de apoyo a los más vulnerables. Este programa se desplegó en el 2021 a través de 14 convenios con entidades por un importe total de 463.624 euros. En caso de las entidades sociales Joventut Antoniana, Cáritas, San Vicente de Paúl y Cruz Roja, el importe de los convenios a través del área de Servicios Sociales ascendió en 2021 a 262.624 euros.

“Una vez más tenemos que agradecer el gran trabajo que realizan estos colectivos, así como el resto de entidades de carácter social que desarrollan su labor en la ciudad, porque han sido, son y serán imprescindibles para nuestro proyecto de la nueva Vila-real del siglo XXI, más inclusiva, más integradora y que da respuesta a los nuevos retos y necesidades sociales”, concluye Gómez.