Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA INVERSIÓN PARA ACOMETER LOS TRABAJOS ES DE 17.500 EUROS

Vila-real estrenará en octubre su nueva biblioteca central en la BUC

El 25 de julio arrancará el proceso de traslado de la actual sede bibliotecaria a la de la avenida Pius XII

Fachada de la BUC de Vila-real, cuya planta baja pasará a albergar la sede bibliotecaria. MANOLO NEBOT

La ciudad de Vila-real estrenará el próximo mes de octubre su nueva biblioteca central que se ubicará en la planta baja de la BUC, en la avenida Pius XII. Esta es la previsión que se maneja desde el departamento de Bibliotecas y Archivo, aunque esa apertura podría adelantarse a septiembre, en función de la evolución de los trabajos de traslado de todo el material existente en la actual sede de la calle Solades. Unos trabajos que arrancarán el 25 de julio, según han confirmado a Mediterráneo fuentes del Ayuntamiento.

El departamento que encabeza el edil Eduardo Pérez Arribas ha esperado a la época estival, y una vez finalizado el curso escolar y transcurridos los exámenes universitarios, para acometer unas labores necesarias que, además, requieren de un trato especial para cuidar el máximo posible los libros y documentos de consulta del espacio bibliotecario. 

Con todo, desde esa área municipal advierten que para poder efectuar el traslado se requiere cerrar temporalmente el servicio de Bibliotecas. Para ello, se trabaja en poner en marcha un plan que minimice el impacto de estas tareas, aunque todo apunta que la prestación cerrará en julio, «de lo que se informará convenientemente», aseguran. Y añaden que el edil Pérez estudia soluciones para ofrecer un espacio para el estudio para quienes lo puedan necesitar, como es el caso de opositores.

Ambulatorio

Una de las consecuencias del traslado a la BUC de la Biblioteca central de Vila-real es que el edificio de la calle Solades quedará totalmente liberado y listo para ofrecerlo a la Conselleria de Sanitat para que pueda licitar el proyecto de centro de salud de Torrehermosa, para el que la Generalitat ya tiene reservada una partida de un millón de euros.

Actual sede bibliotecaria en el edificio de Solades. MANOLO NEBOT

Se trata de un ambulatorio que, entre otros servicios, contará con médico especialista en familia, un pediatra, siete profesionales de enfermería, una matrona, un trabajador social y dos auxiliares administrativos. En total, tendrá una plantilla de 37 profesionales, que atenderán a una población de 12.000 vecinos.

Respecto a la reubicación de la Biblioteca Central en el recinto de la BUC, cabe destacar que esta ocupará la planta baja del inmueble ubicado en la avenida Pius XII, mientras que en la primera planta se emplazarán las oficinas.

«Este traslado será una realidad durante el verano y, aunque nace de la necesidad de dotar de un espacio necesario al nuevo centro de salud de Torrehermosa, es también una oportunidad para continuar ampliando y mejorando una prestación de bibliotecas modélica, de la que agradezco el trabajo del jefe del servicio, Juan Bernat, y todo el personal que allí trabaja. Un servicio que queremos seguir adelante para adaptarlo a las necesidades de la Vila-real del siglo XXI», como destaca Pérez. 

Compartir el artículo

stats