Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PLENO ORDINARIO DEL MES DE JUNIO

Vila-real estudiará la viabilidad de un hotel rural en El Molí del Termet

La corporación apuesta por analizar los usos del edificio, cerrado desde el 2019

El edificio de El Molí permanece sin actividad hostelera desde finales del 2019, a la espera de darle posibles usos. JOSEP CARDA

La corporación municipal de Vila-real aprobó ayer, con la unanimidad de todos los grupos políticos, la elaboración de un estudio que estudie la viabilidad de los usos que se le puedan dar al edificio que en su día ocupó el restaurante El Molí, ubicado a orillas del río Millars, en pleno paraje natural del Termet y que desde finales del 2019 permanece cerrado, tras la renuncia del empresario que lo regentaba a la concesión, por motivos personales y económicos.

El grupo municipal de Ciudadanos fue quien presentó la moción para plantear y valorar alternativas a este espacio, que también acoge el Centre de Congressos El Molí. Una iniciativa que contó con el apoyo de todos los partidos, incluidos el PSPV-PSOE y Unides Podem Confluència d’Esquerres, en el gobierno local.

Desde la oposición criticaron al alcalde, José Benlloch, por no avanzar en el anuncio que realizó en junio del 2020, en su apuesta por convertir este inmueble en un hotel con spa con una concesión para 30 años. «No renunció a nada de lo que dije en su día», aseveró el munícipe, quien insistió en que existía interés de grupos de inversión por llevar a cabo esta propuesta que, como otras, se truncó con la llegada del coronavirus.

Financiación privada

Con todo, insistió en que la reconversión de El Molí en otro establecimiento con nuevas características «no puede realizarlo el Ayuntamiento, sino que tiene que presentarse un proyecto sólido que se saque a concesión y que la empresa privada haga la inversión necesaria».

Por su parte, el concejal de Territorio, Emilio Obiol, aseveró que, tras la irrupción de la pandemia, no se sacó a concurso una nueva concesión temporal, como así estaba previsto, «porque no queríamos aumentar la competencia en un sector muy castigado por esta crisis sanitaria».

Más acuerdos

El pleno del Ayuntamiento de Vila-real dio vía libre ayer a un reconocimiento extrajudicial de gastos que, como explicó el concejal responsable de la Comisión de Hacienda, Xus Madrigal, se tramitó por la vía de urgencia para que «los proveedores cobren lo más pronto posible». Se trata de 11 facturas, que suman 11.716 euros y que se corresponden con trabajos de mantenimiento y revisión de los ascensores de edificios municipales, servicio de Correos, recogida de animales y el contrato de elementos del tráfico urbano que se repusieron a finales del pasado ejercicio del 2021.

Asimismo, también aprobaron por unanimidad sendas mociones de Ciudadanos y de Compromís. La primera de ellas para dotar, cara al verano del 2023, de un espacio bibliotecario estival en el paraje del Termet; y la segunda para reclamar a la Conselleria de Sanitat que garantice los tratamientos de inseminación in vitro a las mujeres que a causa del covid quedaron fuera de estos programas al cumplir en este tiempo la edad máxima de 40 años.

Compartir el artículo

stats