Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pascual Broch Nuevo presidente de la Federación de Comunidades de Regantes de la Comunitat Valenciana (Fecoreva)

Aviso del nuevo presidente de los regantes de la Comunitat: "El futuro va a ser duro ante la escasez de agua"

Advierte de que "o nos ponemos serios o nuestros hijos van a ver cosas que no tendrían que ver"

El vila-realense Pascual Broch posa para 'Mediterráneo' tras acceder al nuevo cargo autonómico. Frank Palace

La Junta General de la Federación de Comunidades de Regantes de la Comunitat Valenciana (Fecoreva) nombró el lunes como nuevo presidente al vila-realense Pascual Broch para los próximos tres años, que llega al cargo al ser el responsable de los regantes de Vila-real (desde el 2017) y el presidente del Sindicato Central de Aguas del Millars (desde enero de este año).

Desde que nació Fecoreva en el 2004, es la segunda vez (el cambio de presidencia es rotatorio) que un representante de Castellón (el primero fue Pepe Pascual) lidera a los agricultores de la Comunitat.

¿Cómo afronta el nombramiento?

Como un homenaje a Enrique Font, él es quien debería estar en el cargo (fue el anterior presidente del Sindicato de Aguas del Millars, al que sucedió en enero tras su muerte en julio del año pasado). Y con la modernización como gran reto. La mayoría de agricultores son jubilados y los jóvenes que vienen empujando en las comunidades quieren un cambio. Por desgracia, en la agricultura vamos a quedar menos gente de la que hay ahora, pero los que queden van a ser más jóvenes, más formados y más tecnificados. Tú te vas a zonas como Tarragona y ves que hay gente de 30 años con 20 hectáreas, mientras que aquí uno es propietario hasta la muerte y en los últimos años ni dejan hacer a los hijos ni hacen ellos. Yo heredé de mi padre 3 hectáreas en 27 lugares, eso es una barbaridad... El mismo amor y aprecio a la tierra nos ha matado, al menos en la Plana, al partir superficies tan pequeñas.

¿Cree que la Federación tiene el peso que realmente merece?

Cuando el anterior presidente, Salvador Marín, cogió la presidencia en un acto celebrado en Vila-real, el único político que acudió fue el alcalde, José Benlloch. Nadie más. El lunes, en cambio, asistieron a Aspe (Alicante) la nueva delegada del Gobierno, Pilar Bernabé; los presidentes de las Confederaciones Hidrográficas del Júcar y del Segura; o la vicepresidenta del Consell, Aitana Mas, entre muchos otros. Eso demuestra que Fecoreva se ha ganado un reconocimiento. También hay que poner en valor la despolitización, ya que una crítica que habíamos recibido es que los anteriores presidentes estaban un poco decantados y yo pienso que hay que ser neutral y crítico con los partidos políticos. Por eso dije que el agua debe ser apolítica, justa y de todos.

Foto de familia tras la junta en la que eligieron a Pascual Broch como nuevo presidente de Fecoreva.

¿Qué papel representa el regadío ante el cambio climático?

El regadío es la primera frontera contra la desertificación. Según la FAO, las primeras zonas que teóricamente se desertificarían son las de Almería, Murcia y Valencia. Mientras tengamos agua y podamos plantar árboles, será la primera barrera contra esta problemática. Además, el agua bien distribuida significa cubierta vegetal y el valor del regadío es infinitamente superior al de secano respecto al cambio climático.

"En la agricultura vamos a quedar cada vez menos gente, pero los que queden van a ser más jóvenes, más formados y más tecnificados"

decoration

¿Cuál es su posicionamiento respecto al trasvase Tajo-Segura?

Nosotros nos quedamos cortos de poder político y no decidimos nada, pero sí que defendemos a nuestros agricultores. Una hectárea de regadío produce seis veces más que una de secano, sin olvidar el beneficio económico y la fijación de población que acarrea. Si no hay agua para todos, habrá que hacer algo, eso lo tengo claro. Pero siempre sabiendo cuáles son las existencias reales porque lo que no puedes hacer es repartir agua sin saber lo que hay.

Broch pone en valor la labor realizada hasta ahora en la Comunitat de Regants de Vila-real y en el Sindicat Central d'Aigües del Millars. Frank Palace

¿Cree que es viable usar agua de las desaladoras para regar?

Cada día que pasa va a ser más viable. Tener menos agua disponible implica aprovechar todos los recursos posibles, aunque el de las desaladoras en principio no se planteaba. El gran problema son los costes energéticos de la desalación y la depuración, que provocan que el precio sea inasumible. Los expertos dicen que en los próximos años los costes van a bajar, por lo que si son procesos que cada vez cuestan menos, serán asumibles. Si el regante quiere aprovecharla, debería poder coger esa agua en las mismas condiciones que la coge del río o del grifo. Si se mejoran las condiciones, seguro que ningún agricultor dirá que no, y menos en el actual contexto que hay de escasez de agua.

"El mismo amor y aprecio a la tierra nos ha matado, al menos en la Plana, al partir superficies tan pequeñas"

decoration

¿Qué necesidades ve que tiene actualmente la provincia?

Hay un problema en la zona de salinización del río Belcaire. Durante muchos años, la fábrica Calzados Segarra, de la Vall d’Uixó, secaba con sal las pieles para hacer botas y los restos los tiraban al río. Y es un río que cuando más agua dulce le echas, más disuelves lo que ya tiene la bañera del río. Ahí hay un problema urgente y donde entran en juego las desaladoras que hay en la provincia.

¿Considera que es posible un Pacto Nacional del Agua?

Me gustaría, pero tengo muchas dudas de que llegue. Me agradaría que los políticos se entendieran con la realidad en las manos y sobre todo porque el futuro va a ser duro. Ante la falta de agua, se nos presentan unos años en los que o nos ponemos serios y las pilas o nuestros hijos son los que van a ver cosas que no tendrían que ver. 

Compartir el artículo

stats