Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PLENO EXTRAORDINARIO

Vila-real plantea incorporar hasta siete edificios históricos más al patrimonio municipal

Además de la adquisición del Molí Nou, ya cerrada, el alcalde Benlloch anuncia el interés por adquirir para el municipio, entre otros, la alquería de Puchol y la dels Frares, los molinos Roqueta y del Terraet o la capilla de la Mare de Déu dels Àngels

La alquería de Puchol es un palacete construido a principios del siglo XX que el Ayuntamiento quiere incorporar al patrimonio municipal. JOSEP CARDA

Hasta siete son los edificios históricos de Vila-real que el alcalde de Vila-real, José Benlloch, plantea incorporar al patrimonio municipal. Así lo ha anunciado en el transcurso del pleno extraordinario celebrado esta mañana para, entre otros asuntos, aprobar las dotaciones económicas necesarias para adquirir el Molí Nou de Santa Sofia, con el fin de iniciar el proceso de creación del parque fluvial del Millars; así como los algo más de 400.000 euros que permitirán construir medio millar de nichos para garantizar el servicio de enterramientos en el cementerio municipal para los próximos cinco años.

En concreto, durante su defensa de la adquisición del Molí Nou, que todos los grupos del consistorio han apoyado a excepción del PP que se ha abstenido, Benlloch ha señalado que desde el equipo de gobierno, aunque poco a poco y dentro de las posibilidades del consistorio, se trabaja desde hace tiempo en poder incorporar al patrimonio de la ciudad la alquería de Puchol, un palacete de principios del siglo XX que se levantó sobre una propiedad que en su día perteneció a Polo de Bernabé; así como también de la dels Frares, ubicada en el área afectada por el proyecto de Espai Vila-real; los antiguos molinos harineros de Paquero, Roqueta y del Terraet; el Hostal del Rei y la capilla de la Mare de Déu dels Àngels.

Se trata de edificios, todos ellos protegidos en el Plan General de Ordenación Urbana, que en la actualidad son de propiedad privada, pero sobre los que se han dado ya los primeros pasos para que a corto o medio plazo pasen a ser del Ayuntamiento, con el objetivo principal de garantizar su conservación y, en la medida de lo posible, darles una utilidad pública.

El Molí Nou para la ciudad

El alcalde ha defendido en el pleno extraordinario la compra del Molí Nou de Santa Sofia, por un importe de 230.000 euros, también "como homenaje a las personas que durante años han trabajado para que este inmueble fuera para el pueblo". Y entre esas personas, ha mencionado al edil nacionalista Pasqual Batalla, quien fuera su mano derecha en el ejecutivo local hasta su fallecimiento en junio del 2017. Batalla fue autor del libro Els molins a Vila-real, en el que hacía un repaso histórico y social de este tipo de inmuebles, algunos de los cuales se remontan a los años siguientes a la fundación de la ciudad, en 1274.

Suplemento de créditos

Por otra parte, con los votos a favor del PSPV-PSOE y Unides Podem, y la abstención de los grupos de la oposición (PP, Compromís, Ciudadanos y Vox), la corporación ha dado el visto bueno a un suplemento de créditos, que se financia con remanentes del 2021 y bajas por anulación, por importe de 2,2 millones de euros.

Según explicó el concejal de Hacienda, Xus Madrigal, medio millón se destina a pagar el sobrecoste del consumo eléctrico, derivado del alza de los precios. Además, se reservan otros algo más de 400.000 euros a garantizar el servicio de enterramientos en el cementerio municipal con la construcción de alrededor de 500 nuevos nichos; y otros 600.000 euros al pago de una nueva sentencia derivada de la gestión urbanística del último gobierno local del PP.

Al respecto, el edil Madrigal volvió a incidir en que "de cada cuatro euros de esta operación, uno se destina a hacer frente a los empastres de los populares de antes del 2011", cuando los partidos progresistas se unieron para formar el ejecutivo local que lidera el alcalde Benlloch.

También se asignan 250.000 euros para las fiestas patronales de la Mare de Déu de Gràcia, que se desarrollarán del 2 al 11 de septiembre; así como 100.000 euros más a la reparación de caminos rurales.

Compartir el artículo

stats