Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA MEDIDA SE APLICARÍA A UN TRAMO DE 2,2 KILÓMETROS

El alcalde Benlloch reivindica soterrar la vía del tren a su paso por Vila-real

«Si València o Castelló tienen derecho a que les entierren la vías, Vila-real no es menos», afirma el primer edil

El soterramiento de la vía del tren a su paso por Vila-real afectaría a un trayecto de 2,2 kilómetros, entre el acceso sur a la ciudad y el Pont de la Gallega. GABRIEL UTIEL BLANCO

Vila-real quiere sumarse a la lista de ciudades de tamaño medio y grande (ocupa el 15° lugar en cuando a número de habitantes en la Comunitat Valenciana) en los que la vía del tren ya discurre por el subsuelo. Así lo ha asegurado el alcalde, José Benlloch, quien anuncia una campaña para reivindicar el soterramiento de 2,2 kilómetros de trazado ferroviario, aproximadamente desde la altura del hipermercado Carrefour, en el acceso sur a la ciudad, hasta el Pont de la Gallega, ya en el extremo norte del casco urbano.

La campaña en cuestión arrancará en forma de moción que el primer edil pretende presentar al pleno ordinario de agosto, a celebrar previsiblemente el martes 30, para la que buscará el apoyo del resto de fuerzas políticas «porque tenemos que ir todos unidos para hacer la mayor fuerza posible ante el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana».

El siguiente paso será solicitar una reunión con los responsables ministeriales para trasladarles que «si València y Castelló han tenido y tienen derecho a que les soterren la vía del tren, Vila-real no es menos», a la vez que recuerda la «discriminación histórica» de las administraciones en cuanto inversiones en infraestructuras de comunicaciones. «Mientras otros municipios de nuestro entorno hace años que tienen rondas, la ronda de Vila-real hace poco que está en funcionamiento». Al respecto, cabe añadir que la circunvalación aún está pendiente de completarse con su conexión a la N-340.

Proyecto tractor

Y es que para el munícipe vila-realense, esta obra cobra más sentido ahora «tras consolidar el proyecto de Espai Vila-real, que pudo haber acabado en una ruina, como otros, pero del que hemos logrado no caducarlo y mantenerlo» hasta que días atrás se dio el visto bueno al nuevo agente urbanizador (el Grupo Pamesa), para crear un puerto seco para contenedores de cerámica y coordinar su transporte.

«Esta es una reivindicación que, en estos momentos, sí que tiene sentido realizar, para consolidar el proyecto de la nueva Vila-real del siglo XXI con hasta 70.000 habitantes, ya que también permitiría la llegada de personas atraídas por las nuevas iniciativas empresariales, como la de Espai Vila-real», afirma el alcalde.

En este sentido, Benlloch se refiere al incremento de tráfico ferroviario que se producirá no solo por la creación de la estación intermodal para la cerámica sino también por el desarrollo de otros grandes proyectos, como la factoría de baterías que Volkswagen construirá en Sagunt. «Será un tráfico de trenes que, si no se soterra la vía, tendrán que cruzar toda la ciudad, como hasta ahora».

El munícipe también pretende sumar el apoyo de las entidades sociales y vecinales de Vila-real. 

Compartir el artículo

stats