LA ORGANIZACIÓN HACE BALANCE DEL EJERCICIO 2023

Cáritas de Vila-real aumenta en un 15% el número de familias a las que se da ayuda en forma de alimentos

La entidad social pasa a atender en el último año a 424 familias, 57 más que en el 2022, cuando se distribuyeron lotes 367 unidades familiares

La española es la nacionalidad de la mayor parte de las personas atendidas (27%), seguida de la colombiana (20%), que iguala a la marroquí

La Casa dels Mundina ha acogido la presentación de la memoria de Cáritas Interparroquial de Vila-real del 2023.

La Casa dels Mundina ha acogido la presentación de la memoria de Cáritas Interparroquial de Vila-real del 2023. / MEDITERRÁNEO

Cáritas Interparroquial de Vila-real distribuyó durante el ejercicio del 2023 lotes de alimentos en crudo a 424 familias. Una cifra que representa un incremento de un 15% respecto al 2022. Así se desprende del balance de la actividad de esta organización social durante el pasado año, que han presentado su director en la ciudad, Enrique Cortés; y su vicedirector, Vicente Casabó, acompañados por la teniente de alcalde Anna Vicens y por el consiliario de la diócesis y párroco de la iglesia arciprestal, Javier Aparici.

De esta forma, la ayuda de Cáritas Vila-real en forma de alimentos no perecederos alcanzó a una población total de 1.140 personas, 150 más que en el ejercicio anterior. Además, y como se ha recalcado en la presentación de la memoria, a la labor social de la entidad que encabeza Cortes se suma la de otras entidades que también llevan a cabo este tipo de acciones en el municipio, como son la Joventut Antoniana, las Conferencias de San Vicente de Paúl, la Fundación Tots Units y Creu Roja Vila-real. Del total de beneficiarios, la mayoría son mujeres, con un total de 641, frente a los 499 hombres.

En el marco de la exposición de los datos, se ha hecho hincapié en que "contrariamente a lo que muchas personas piensan, las mayorías de estas familias que están en situación de vulnerabilidad son de nacionalidad española", ha explicado Casabó. En concreto, este colectivo supone el 27% (114 familias y 304 personas) de los ciudadanos a los que se destinan los lotes de comida que se reparten y que el pasado año alcanzó los 2.688. Por detrás están los residentes llegados a Vila-real desde Colombia (85 familias y 231 personas), que ya igualan a las de origen marroquí (72 familias y 231 personas). Y a mucha distancia les siguen personas de otra veintena de países, como son Perú, Venezuela, Rumanía, Argelia, El Salvador, Nigeria, Bulgaria, Siria, Ecuador, Cuba, Honduras, Ucrania, Georgia, Nicaragua, Brasil, Argentina, República Dominicana, Albania, Costa de Marfil, Ghana, Guinea, Moldavia y Paraguay.

Solidaridad y compromiso social

Para la concejala Vicens, "esta memoria pone de manifiesto la importancia de la solidaridad y el compromiso social para continuar trabajando juntos en la construcción de un mundo más justo y equitativo”. Y ha recordado el convenio que mantiene el Ayuntamiento con Cáritas. "Iniciamos el 2023 con 36.000 euros y esta cantidad se incrementó hasta los 50.000 euros antes de acabar el ejercicio para que la entidad pudiera completar la labor que realiza en coordinación con los Servicios Sociales y con el resto de entidades sociales de la ciudad”, ha destacado. De hecho, a aportación del consistorio fue la segunda más importante del capítulo de ingresos de la organización durante el pasado año, solo por detrás de los donativos directos, que alcanzaron los 63.000 euros. En total, la entidad ingresó 145.539 euros e invirtió en sus acciones y su funcionamiento 141.423 euros.

Por otro lado, Cáritas cuenta también con un programa de catering social, que consiste en el reparto de comida preparada a las familias que no tienen la posibilidad de cocinar o que necesitan una ayuda de emergencia. Un total de 197 familias (336 personas) se han beneficiado de este servicio, con 45.887 táperes de comida repartidos.

Empleo y formación

En materia de empleo, Cáritas Interparroquial de Vila-real trabaja de la mano de la Fundación Tots Units para favorecer la integración laboral de las personas en situación de vulnerabilidad. Finalmente, en infancia y familia, presta apoyo a las familias con carencias económicas y educativas. Por un lado, con las clases de alfabetización, para que los recién llegados puedan aprender el castellano. En estas clases han participado un total de 43 personas. También se ofrecen clases de repaso y refuerzo a niños y jóvenes de familias necesitadas y en riesgo de exclusión, con un total de 28 participantes en 2023.

En cuanto al voluntariado, Cáritas cuenta actualmente con un total de 64 voluntarios en Vila-real. “Gracias a ellos y a la solidaridad de los y las vila-realenses, podemos seguir dando respuesta a los más desfavorecidos y trabajar juntos para llegar más lejos porque, como dice nuestro lema, contigo, somos más”, ha indicado Cortés, quien ha reconocido que con más voluntarios se podrían llevar a cabo más iniciativas. "Quien quiera y pueda puede venir a Cáritas, donde les recibiremos con los brazos abiertos", asevera.

Finalmente, mosén Javier Aparici ha remarcado que estas cifras “reflejan la importancia de sensibilizar sobre la realidad de la pobreza y la necesidad de crecer en solidaridad”, porque “no podremos considerarnos una sociedad avanzada mientras haya personas que son apartadas y descartadas de la misma como si fueran material de desecho”.