Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

La crónica de José Luis Lizarraga | Danjuma envía un mensaje: el Villarreal va a por todas (2-0)

Con todos sus delanteros de baja, el Submarino tumba al Betis con otra exhibición de fútbol cinco estrellas

Danjuma, autor de los dos goles del Villarreal al Betis.

Unai Emery no tenía delanteros para afrontar el regreso a LaLiga después de la dolorosa, e injustísima, derrota ante el Manchester United, pero sí tenía a dos estrellas incipientes como Danjuma y Yeremi Pino, además de una plantilla que responde siempre ante cualquier adversidad. Dos golazos del neerlandés, otra vez decisivo y determinante, dieron brillo, esta vez sí, a una victoria que enchufa al Villarreal CF hacia la parte alta, con un partido menos, y las sensaciones de que su juego brillante y preciosista se va a convertir en uno de los atractivos de esta Liga. El Betis sufrió el poder de un equipo con una gran plantilla.

Después de la exhibición de juego de Old Trafford, el subidón de la Champions y la amargura de una derrota cruel que dejó tan mal cuerpo como buenas sensaciones, lo más importante era mantener el gen competitivo. La Liga de Campeones exige un esfuerzo mental y físico que deja resaca... y secuelas físicas. Emery estaba obligado a cambiar algo para adaptarse a un nuevo hábitat. Como decía Charles Darwin en su famoso tratado de la Teoría de la evolución de las especies, o te adaptas, o desapareces. Y sí, tuvo que amoldarse el técnico de Hondarribia porque cuatro de los jugadores con etiqueta de delantero de la plantilla eran baja: Paco Alcácer, Gerard Moreno, Boulaye Dia y Dani Raba. Y claro, delante estaba el Betis.

Fondo de armario

El entrenador volvió a presumir de plantilla amplia y con calidad, incluso con la baja de uno de los pilares clave: Raúl Albiol. Lo de los sistemas tácticos siempre es una cuestión de dibujo de pizarra y luego en el campo lo que prima es la movilidad, el saber estar, la actitud y el talento. Extraer el mejor rendimiento a las cualidades de cada cual es el trabajo

La presencia de Trigueros

La posición de Trigueros era la clave situándole en el vértice superior de un rombo, con Capoue en el inferior, y Parejo y Coquelin a los lados, pero jugando por dentro. El Villarreal tomó el mando y mantuvo un nivel alto de juego, sin la magia de Manchester pero compitiendo, mostrando superioridad ante un rival de entidad como el Betis de Pellegrini.. Sin delanteros también se puede generar peligro y Rui Silva pudo dar fe de ello. Yeremi Pino y Danjuma poseen los condimentos que el fútbol moderno puntúa con nota: velocidad, desborde, descaro y testosterona a tope. La conexión canario-neerlandesa descosió la fuerte defensa bética y le hizo pupa. Edgar salvó el 1-0 in extremis a Danjuma, y la movilidad de Yeremi, su fuerza, su compromiso y su calidad eran un constante martilleo al muro del conjunto andaluz. 

Trigueros lo canalizaba todo. El talaverano era la enzima que desencadenaba el flujo de fútbol eléctrico que daba brillo al partido. Y en el último epitafio del primer tiempo, una diablura de Danjuma, con gambeteo y tiro al palo corto, firmaba el 1-0. Un gol de futbolista diferencial

El Villarreal se dejó una nueva víctima de las lesiones en el vestuario. Coquelin se quedó en la caseta y Alberto Moreno se reubicó como centrocampista. La Cerámica, que rescataba la normalidad añorada después de un año y medio con restricciones y avatares en las gradas, tenía hambre de ver a su equipo ganar y jugar como sabe. Y sí, los de Emery dejaron trazados de la exhibición de Old Trafford. LaLiga ha perdido a un referente como Messi, pero han llegado jugadores como Danjuma que son puro espectáculo. Sus gambeteos, su conducción elegante, velocidad y la precisión que ofrece en los metros finales son pura fantasía. Él solo volvió a abrir la lata bética a golpe de talento, después de una asistencia de Moi Gómez, con revisión de tiralíneas del VAR incluida con algo de suspense. 

El Betis tira la toalla

El Betis ya había decidido abdicar del partido. El Submarino volaba y no bajaba el ritmo, como si el 2-0 no fuera suficiente. La Cerámica vibraba con los de Emery y ni la lluvia apagó la euforia de una afición a la que el covid-19 le ha privado de los éxitos más grandes de la historia y ahora necesita devolverle el cariño contenido que solo podía exteriorizar en el salón del comedor delante de la televisión. A la tarde solo le faltó que Danjuma se llevara el balón del partido firmado por todos sus compañeros, pero el hat-trick se le escapó por centímetros cuando no pudo llegar el balón que le sirvió Peña al segundo palo al filo del final. 

La conclusión

Era cuestión de paciencia, porque solo los resultados se le resistían hasta ahora a un Villarreal que se había cansado de dar espectáculo pero sin premio. Con tanto talento y jugando tan bien a fútbol, los triunfos irán cayendo como castillo de naipes.

LA FICHA TÉCNICA DEL VILLARREAL-BETIS

Villarreal: Rulli; Rulli, Foyth, Mandi, Pau, Estupiñán; Trigueros (Moi Gómez, m. 57), Coquelin (Alberto Moreno, m. 46), Capoue (Iborra, m.92), Parejo; Danjuma (Jackson, m.90+2)y Yeremi Pino (Rubén Peña, m. 83).

Betis: Rui Silva; Bellerín, Pezzella, Édgar, Miranda (Álex Moreno, m. 58); William Carvalho (Camarasa, m. 72), Guido Rodríguez; Aitor Ruibal (Rodri, m. 58), Fekir, Juanmi (Tello, m.46); y William José (Borja Iglesias, m.72).

Goles: 1-0. Min. 45+1: Danjuma. 2-0. Min. 69: Danjuma

Árbitro: Sánchez Martínez (murciano). Amonestó, por el Villarreal, a Capoue (m. 56) y Pau (m. 63); y por el Betis, a Fekir (m. 32), Juanmi (m. 40), Édgar (m. 72) y Guido Rodríguez (m.81).

Estadio: La Cerámica.

Espectadores: 16.719 espectadores.

Compartir el artículo

stats