Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

La Champions como terapia

Tras la mala imagen ofrecida en Mestalla, ganar al Young Boys debe ser el punto de inflexión

Los jugadores del Villarreal son sabedores de que deben reaccionar ya, comenzando por la Champions League.

Raúl Albiol es una de las apenas 15 personas (aproximadamente) en toda España que pueden presumir de haber ganar dos Eurocopa y un Mundial. Lo hizo con la selección española, en la época más dorada del fútbol nacional. Además, al central del Villarreal, que le condecoraron con la Medalla al Mérito Deportivo, solo le falta levantar la Champions League, ya que tanto con Valencia, Real Madrid, Nápoles y Villarreal ha conquistado el resto de títulos que existen. Pues fue ese futbolista, ese capitán, ese líder el único que salió a dar la cara tras el lamentable derbi que ofreció el Submarino el pasado sábado en Mestalla, cayendo con estrépito por 2-0 ante un Valencia que agonizaba y que casi ganó sin querer y al que le valía empatar.

El central de Vilamarxant dio una lección de cómo afrontar una derrota tan dolorosa y de hacer autocrítica ante una preocupante dinámica de resultados en Liga, donde los amarillos han sumado un solo punto de los últimos 12.

Albiol no regateó ninguna pregunta, no acusó injustificadamente a José Bordalás por hacer su partido o al Valencia por saber enredar y llevar el partido a su terreno cuando el marcador estaba a su favor. Cosas del otro fútbol que para el defensa groguet no fueron excusa en su análisis. El internacional español fue claro y centró el foco en los amarillos, en un Villarreal falto de intensidad, previsible y, sobre todo, vulnerable en las dos áreas.

Bajando el nivel

Apenas entrado el mes de noviembre, es preocupante ver como jugadores que hace un par de semanas eran capitales, como Pau Francisco Torres, Dani Parejo o Capoue, han bajado su rendimiento enormemente, arrastrando con ello al equipo.

A su vez, las pocas rotaciones hasta la fecha demostraron el pasado martes ante el Cádiz que futbolistas como Asenjo, Alcácer, Mario o Iborra están faltos de ritmo, por no hablar de otros inéditos o casi como Raba o Rubén Peña.

A recuperar la mejor versión

Unai Emery es consciente de ello y espera utilizar la Champions League, donde el Submarino tiene intactas sus opciones de pasar a octavos de final, como terapia para reencontrarse y recuperar la mejor versión de un Villarreal que ha demostrado ante el Chelsea en la Supercopa de Europa, ante Real Madrid o Atlético en Liga y ante el Manchester United, en Liga de Campeones, pese a la derrota, que tiene talento, personalidad y fútbol para enderezar el rumbo.

El equipo debe agarrarse al liderazgo del Albiol, el momento de forma del meta Rulli o al crecimiento de futbolistas como Coquelin, Danjuma o Yeremy, así como al salto de calidad que deben dar Aurier, una vez coja la forma, y Boulaye Dia, tras superar una lesión complicada, para volver a ser el Villarreal que maravilló en la pasada Europa League. Sin duda, mañana ante el Young Boys (21.00 horas) el Submarino debe servir como punto de inflexión para su reacción. 

Compartir el artículo

stats