Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

La crónica | El Villarreal salva con notable un duro 'match ball' de Champions ante el Young Boys (2-0)

El triunfo ante los suizos, con goles de Capoue y Danjuna, tiene el valor doble de ser colíder y cerrar una peligrosa racha de derrotas

Los futbolistas del Villarreal celebran el primer tanto, de Capoue, que abrió el triunfo ante el Young Boys.

El Villarreal CF ha superado este martes con nota el peligroso match ball de Champions League que se le presentaba ante el Youg Boys (2-0) y frenó una racha de cuatro partidos seguidos sin ganar. Lo más positivo, al margen del triunfo, es que se rescató parte de la fiabilidad como bloque, todavía sin aproximarse a la mejor versión que quiere Unai Emery, pero mostrando síntomas de progresión y superando sus propios fantasmas.

Con el 2-0 ante un duro rival el Submarino concluye la cuarta jornada como colíder de grupo, empatado con el Manchester United pero con una mejor diferencia de goles. Eso sí, el grupo sigue totalmente abierto porque el equipo de Emery se mide en las dos últimos partidos al United (Vila-real) y al Atalanta (Bérgamo). Todo en el aire pero dependiendo de sí mismo y con una pequeña ventaja. Noviembre empezó con buen pie y atrás un Octubre horribilis

Así te hemos contado en Mediterráneo el Villarreal-Young Boys minuto a minuto desde La Cerámica.

Buena puesta en escena

No se podía repetir un partido de ida y vuelta como el de Berna. Pese al 1-4 final, el Villarreal sufrió mucho en Suiza. No cambió demasiado la fisonomía del equipo, pero, sin embargo, el partido fue totalmente diferente. El primer objetivo era tener el juego bien sujeto a las ridas, como un buen jinete hace con su montura. Y eso se logró, porque el Young Boys, a pesar de que llegaba con hasta ocho bajas, generó menos peligro del que creara ante su afición. Eso sí, los helvéticos le dieron un par de sustos a Rulli

Emery resolvió las ‘X’ de su ecuación con la titularidad de Mario; Pedraza y Boulaye Dia, siendo la nota más destacada la suplencia de Trigueros por segundo partido consecutivo. Y con un once de lujo comenzó el Villarreal su cuarto partido de esta liguilla, vital para mantener sus opciones de meterse en octavos.  

Este es el mapa de calor de los futbolistas de Villarreal y Young Boys

El centro del campo del Submarino tuvo más el balón y Parejo recuperó su rol de arquitecto. No lo estaba bordando el Villarreal pero si recuperando la estabilidad como bloque. Y en el laboratorio de Emery se elaboró el primer gol. Lanzamiento de esquina en corto e irrupción de Mario por sorpresa en el segundo palo a donde llegó un balón preciso del que nació el gol en segundo remate de Capoue (1-0). No había que remar a la contra y el partido se ponía bien para jugarlo con cabeza y frialdad.

Los visitantes mejoraron en la segunda mitad

El Young Boys giró la tortilla en las segunda parte. Las imprecisiones en el pase, las pérdidas de balón repetidas y cierto descontrol táctico desencadenaron en apuros defensivos y en ocasiones para los suizos. El VAR anuló un gol en fuera de juego al equipo de Wagner y poco después Raúl Albiol sacó un balón de la línea de gol milagrosamente. Emery movió ficha y reforzó el centro del campo. Empezaba a refrescar la noche y había que sacar la manta y taparse. Los dos cambios y las salidas de Dia y Pino por Trigueros y Chukwueze modificaron el dibujo. Era un guiño defensivo. Con el retoque de líneas, el Villarreal logró asentarse en el campo y reorganizar el caos táctico en el que, nuevamente, se había caído. No tanto por orden, sino más bien por acumulación de jugadores en la medular. Y en un minuto tuvo el jaque mate el equipo de Emery, pero se estrelló en Faivre en un cabezazo de Trigueros y en un posterior fallo de Capoue, solo bajo palos. 

Conoce aquí las puntuaciones de los futbolistas del Villarreal ante el Young Boys según Mediterráneo.

El Young Boys ya no estaba cómodo y se conformaba con ver la portería de Rulli con anteojos. El mando y el control del choque pasaron a manos del Submarino, pero con la fina frontera del 1-0, mantenían abierto el desenlace final y avivaban el suspense. Hasta que un robo de balón de Capoue, aprovechando un error de Sierro, hacían un spoiler con una buena definición de, cómo no, Danjuma. El 2-0 tenía valor doble, al margen de los tres puntos, suponía un tranquilizante para un equipo en el que empezaban a aparecer los nervios. Triunfo analgésico.

Aquí puedes reeditar los goles del partido con el formato 'Goal Replay'

Compartir el artículo

stats