Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Euforia en el Victoria CF y en el barrio Santa Lucía por la visita del Villareal

La zona de Cuatro Caminos de A Coruña, una fiesta como confirma Quique Barral, su coordinador de fútbol base: "¡Que viene el campeón de la Europa League!"

Los jugadores del Victoria CF celebran a victoria frente al Hernani que les ha permitido progresar en la Copa del Rey.

Esta tarde hay una fiesta en el barrio de Santa Lucía y en toda A Coruña en general. Hace tiempo que todo un campeón de una competición europea no visita el mítico estadio de Riazor, la habitual casa del Deportivo. En este caso, el visitante de postín es el Villarreal CF, flamante ganador de la pasada edición de la Europa League, que saltará a las 19.00 horas al verde del coliseo coruñés para medirse a un inquilino de prestado, de Regional Preferente, el modesto Victoria CF.

El club albinegro, entidad formativa y de cantera, con más de 500 licencias y 28 equipos federados, reside curiosamente en la zona de Cuatro Caminos, donde históricamente se celebran los éxitos del Depor. 

Fundado en 1943, su primer equipo cumple su tercera temporada en Preferente, en el que los veteranos tienen 28 años y todos son estudiantes salvo seis que compaginan sus trabajos con el fútbol. Un par de ellos, además, destacan en la red social TikTok.

Su entrenador y artífice del éxito es Guillermo Pigueiras, quien tendrá el privilegio de dirigir en Riazor para medirse al Villarreal, tras la gesta de eliminar en la eliminatoria previa al Hernani vasco (1-0).

«No os podéis ni imaginar cómo está el barrio. ¡Que viene el campeón de la Europa League!», indica a Mediterráneo Quique Barral, coordinador de fútbol base del Victoria CF y directivo, que lleva más de 30 años en el club.

Para los componentes de la entidad coruñesa, el partido será «una jornada festiva». «Nosotros nos lo tomamos como una fiesta, a los jugadores les hemos dicho que se olviden de todo, que jueguen y que disfruten. Probablemente será la primera y la única vez en sus vidas que disputen un partido oficial en Riazor o se enfrenten a un equipo de Champions», confiesa. Para Barral, se trata de «una fiesta de todo el fútbol coruñés y gallego en su extensión, un premio para un club formativo como el nuestro ante un grande de LaLiga».  

Compartir el artículo

stats