Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

Enero puede activar la salida de jugadores que entran poco en los planes del Villarreal

El club intentará aligerar plantel con hombres que entran poco en los esquemas de Unai Emery

Sergio Asenjo, guardameta del Villarreal, puede comprometerse con otro club a partir del 1 de enero.

La apertura del mercado de fichajes, lo que se denomina ventana de invierno, comienza en el mes de enero. Un periodo en el que se producen movimientos en los planteles de los clubes y, a pesar de las estrecheces económicas, las direcciones deportivas ya trabajan en la remodelación de sus plantillas. El Villarreal CF no es una excepción. Unai Emery ya intentó en verano la salida de algunos jugadores que no entraban inicialmente en sus planes, pero en aquel entonces no fue posible llevarla a cabo por unos u otros motivos, principalmente por la negativa de los interesados.

El paso de la competición ha dejado en un segundo plano, o con muy escasa participación, a jugadores como Mario, Raba, Paco Alcácer, Rubén Peña o Sergio Asenjo, por no hablar del mismo Mandi, ahora citado para disputar la Copa África. 

El técnico ya comunicó a algunos de los futbolistas nombrados el rol que iban a desempeñar en el equipo, con el objetivo de que pudieran buscar un nuevo destino. En algún caso puntual como el de Sergio Asenjo no hubo posibilidad de salida; prefirió concluir su contrato que expira el 30 de junio, con la posibilidad de negociar su futuro como agente libre a partir del 1 de enero de 2022. En la misma situación se encontraban jugadores como Rubén Peña o el mismo Mario. En el caso del lateral abulense, recientemente intervenido de la clavícula, la lesión puede frenar su cesión en este mercado de invierno, aunque su agente ha ofrecido al jugador a varios clubs. El tema Peña, en cuanto a su salida, no estará cerrado, no obstante, hasta el cierre de la ventana FIFA.

Situaciones complicadas y refuerzos, si hubiera salidas

Más complicado se apunta la salida de otros futbolistas más importantes en enero, salvo sorpresa motivada por una oferta que pueda convencer a algunos de los casos apuntados. En cuanto a la llegada de posibles refuerzos, todo queda pendiente de las salidas y del devenir del merado, pero no existe actualmente ningún objetivo fijado.

Por otra parte, el Villarreal estudia la recuperación de alguno de los futbolistas cedidos. Por ejemplo, el caso del prometedor Iván Martín, a préstamo en el Alavés, donde apenas ha contado para Calleja, con solo 117 minutos en LaLiga.

Es un futbolista en el que existía una gran confianza cara al futuro. Por ello, pese al cambio de entrenador vitoriano, no sería descartable que se optara por recuperarle. Otro tema es la vuelta obligada de Santy Cáseres, cuyo préstamo en Vélez Sarsfield ha concluido y debe regresar a la disciplina amarilla puesto que tiene contrato en vigor. El centrocampista argentino no entra, en ningún supuesto, en los planes de Emery, por lo que el club deberá buscarle acomodo en otro destino o prorrogar su continuidad en el club argentino donde se formó y donde tuvo un papel destacado en el último año.

Compartir el artículo

stats