El Villarreal B defiende el liderato del grupo II de esta Primera RFEF y, además, con un triunfo se proclamará campeón de invierno. Algo simbólico que no reporta nada más que destacar al equipo más regular de la primera vuelta, el que ha sumado más puntos. Para ello el filial amarillo deberá superar al siempre empalagoso Atlético Sanluqueño de Pedro Buenaventura, equipo de Sanlúcar que suma el mismo número de triunfos lejos de su casa que derrotas: cuatro.

Será la primera vez que ambos equipos se midan en partido oficial de Liga. Los verdiblancos tienen la experiencia de jugar en Castalia hace algunos meses y después de sufrir lo que no está en los escritos, acabó ganando 0-1 con un penalti en el minuto 90 que transformó uno de los futbolistas con más renombre de esta categoría que todavía anda dando juego: Dani Güiza.

El Atlético Sanluqueño llega al Mini Estadi y a la última jornada de la primera vuelta en una destacada novena posición con 25 puntos, a tres de la quinta plaza que ya da derecho a disputar la fase de ascenso a LaLiga SmartBank, con 22 goles anotados y 18 encajados.

El Villarreal B, por su parte, confía en disponer de los mismos futbolistas que en el partido del pasado martes frente al Castellón en el Mini Estadi, y no presentar la decena de bajas como sucedió en el primer partido de 2022 en el campo del Algeciras. Para esta cita el técnico Miguel Álvarez no tendrá bajas por lesión ni por sanción, más allá de Ramiro Guerra que aún no ha debutado en el presente campeonato.

Fuertes en casa

Con la llegada del 2022 se quiere que el Mini Estadi vuelva a ser un fortín para un Villarreal B que lleva disputados nueve encuentros ante su afición de los que ha ganado ocho de ellos. Sólo perdió uno y fue frente al Alcoyano (0-1) en el pequeño bache sufrido de tres derrotas consecutivas ante el Real Madrid Castilla, el citado Alcoyano y después en Linarejos frente al Linares Deportivo.

Desde Sanlúcar / Pedro Buenaventura, entrenador del Atlético Sanluqueño, aseguró en la previa del partido que el Villarreal B «entró en la competición como un verdadero cohete. Luego tuvo su traspié, pero de nuevo se ha rehecho y después de ganar al Castellón se ha vuelto a situar en lo más alto de la clasificación». Además, destacó el preparador de la escuadra de Sanlúcar que el filial amarillo «practica un juego vistoso y con muchos argumentos».

Bajo su punto de vista para puntuar en el Mini Estadi «tendremos que hacer un partido de máxima exigencia en todo. Será un examen de máximo nivel para nosotros». El Atlético Sanluqueño llega con toda la artillería pesada, al recupera a prácticamente todos los futbolistas que tenía tocados.

Hay que recordar que el conjunto de Sanlúcar de Barrameda acumula 36 días sin disputar un partido. El último encuentro que disputaron fue el que perdieron en su visita al feudo del Andorra (2-0), el pasado 18 de diciembre. Luego vieron aplazado su partido contra el Atlético Baleares, por positivos de covid en los baleares.