Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

VILLARREAL CF

Juventus-Villarreal | Dos historias diferentes, un mismo objetivo

Villarreal y Juve, con diferencias sustanciales, pelean por los cuartos de final de la Champions

Lo Celso y Capoue, en el encuentro de la ida de los octavos de final ante la Juve en La Cerámica. GABRIEL UTIEL BLANCO

Cuando compite en Europa, el Villarreal CF es considerado por muchos como el David de la competición continental. El Submarino, que ha ido escribiendo su historia paso a paso, se ha tenido que enfrentar a otros clubs que por presupuesto, trayectoria, población e histórico potencial, entre otros aspectos, les superaba con creces. Pero el conjunto de la Plana Baixa, con menor o mayor fortuna, no se ha dejado amedrentar. Y esta temporada, en los octavos de final de la Champions League, el equipo de Unai Emery volverá a ponerse el disfraz de David para intentar eliminar este miércoles a la todopoderosa Juve en tierras italianas.

El empate a un tanto de la ida en el Estadio de la Cerámica, y el hecho de que los goles desde esta temporada no valgan doble, hace que la eliminatoria esté totalmente abierta y que el miércoles por la noche pueda pasar de todo. Sin embargo, el Villarreal deberá superar a la Vecchia Signora no solo sobre el terreno de juego sino también abstrayéndose de todo lo que rodea el conjunto italiano.

Masa social

Y es que, pese a que la capacidad del Juventus Stadium --que sustituyó en el 2011 al mítico Stadio delle Alpi-- es de 41.500 socios, el club transalpino cuenta con una masa social de 111.000 abonados, siendo la entidad con mayor representación en toda Italia. Una cifra que contrasta sobremanera con los 23.500 que caben en el Estadio de la Cerámica y los cerca de 18.000 socios con los que cuenta el Villarreal esta campaña 2021/22.

Presupuesto

Más allá de la población --Turín tiene alrededor de 886.837 habitantes (a fecha del 2017) y Vila-real es un municipio de 50.577 (a fecha del 2018)-- su superioridad en los despachos también se plasma en la diferencia del presupuesto que manejan ambas entidades. En el caso de los italianos la cifra asciende a unos 460 millones de euros, mientras que en el caso de la entidad que preside Fernando Roig el de la presente temporada es de 138’775 millones de euros. Una cantidad que, pese a las pérdidas experimentadas durante la temporada del covid, han permitido a los italianos a seguir manteniendo su potencial y seguir ampliando unas vitrinas en las que lucen más de 70 títulos, con 36 copas de campeón de Italia, 14 Copa Italianas, una Champions o tres Copas de la UEFA y dos Copa Intercontinental.

Tal es su músculo económico, que la Juve se permitió este pasado mes de enero invertir la friolera cifra de 80 millones de euros en el fichaje del serbio Dusan Vlahovic (lo compró a la Fiorentina) para contar con uno de los goleadores con mayor proyección de la Serie A italiana. 

Compartir el artículo

stats